miércoles, 10 de enero de 2018

Vinculan la pérdida de sueño con cambios en el equilibrio de la microbiota intestinal

Resultado de imagen de sueño

Dormir demasiado poco altera el equilibrio de la microbiota intestinal, un cambio que se vincula con ciertos trastornos metabólicos, incluyendo la obesidad y la diabetes mellitus tipo 2. 

Los investigadores limitaron el sueño de nueve hombres sanos, que tenían un peso normal, para examinar la forma en que la pérdida de sueño afectaba a la microbiota intestinal. Durante dos días seguidos, los participantes sólo durmieron cuatro horas por noche. El estudio mostró que la diversidad de las bacterias intestinales no cambió, pero la pérdida de sueño sí alteró el equilibrio de los grupos existentes de bacterias. Esos cambios son parecidos a los observados en estudios en personas obesas en comparación con otras de peso normal. 

Los participantes privados de sueño también eran un 20% menos sensibles a los efectos de la insulina, pero esa reducción en la sensibilidad a la insulina no se relacionó con las alteraciones en la microbiota intestinal tras la pérdida de sueño. Esto sugiere que los cambios en la microbiota intestinal quizá no representen un mecanismo central a través del cual una o varias noches de falta de sueño reduzcan la sensibilidad a la insulina.


Referencia; https://www.neurologia.com/noticia/6017/noticia

No hay comentarios:

Publicar un comentario