sábado, 15 de abril de 2017

TOP TEN DE FRASES CON LAS QUE INCREPAR A UN NUTRICIONISTA

TOP TEN DE FRASES CON LAS QUE INCREPAR A UN NUTRICIONISTA


Ya me tocaba escribir un post un poco más relajado ¿no? que últimamente venía siendo todo muy de dietista seria y tampoco es plan.

Tenemos un top-ten de cosas para decir cuando hay un vegetariano en la sala. Hoy toca el top-ten de las frases de los personajes que suelen increparte en cualquier situación social en cuanto se enteran de que eres nutricionista (si eres nutricionista y vegetariano, ya te conviertes en la alegría de la fiesta):


1. Los de "yo la teoría ya me la sé": y tu piensas "pues no se te nota nada...", se refieren siempre a "la teoría para adelgazar" porque ya sabéis todos que no nos dedicamos a otra cosa (sic). Saben que la fruta después de comer engorda, que los hidratos por la noche tienen más calorías que por la mañana y que hay que beber si o si dos litros de agua al día y desayunar cereales fitness junto a un vaso de agua con limón para depurarse y quemar grasas. Vamos, lo que comentábamos aquí. Suelen ofenderse mucho si te atreves a sugerirles que algo es un mito sin pies ni cabeza, te miran con desprecio mientras piensan que qué atrevida es la ignorancia.
  • CONSEJO: sonreirles con cara de póquer sin evidenciar ningún sentimiento. 
  • NUNCA: intentes explicarles nada ni les señales que en verdad no tienen ni idea. No están preparados.


2. Los de "yo para perder unos kilitos vale, pero para cosas de salud, un médico": se refieren a los médicos, endocrinos incluidos, que te dan una fotocopia de una dieta que tienen en un cajón junto a la receta de estatinas. Donde va a parar, a la hora de dar consejo nutricional o aplicar una pauta dietoterápica, un profesional que con suerte ha estudiado una asignatura de nutrición hace diez años, con otro que tiene formación específica en el tema y se dedica a ello cada día. Dejando de lado ya otras consideraciones menos evidentes como la del intrusismo profesional.
  • CONSEJO: diles que los huevos no son malos para el colesterol o que los diabéticos pueden comer plátano y huye corriendo dejándolos en un estado de confusión inaguantable.
  • NUNCA: pretendas explicarles lo que es un dietista o un dietista-nutricionista. Es perder el tiempo cuando el concepto es médico=dios y se fía más en temas de nutrición de un otorrino que de un profesional sanitario especializado.


3. Los de "lo mío es genético": mientras lo  máximo que se mueven es para ir al baño y desayunan doce galletas (integrales, eso si). Que si, que hay personas con genes que favorecen más o menos algunas patologías, entre ellas la obesidad. Pero como dijo alguien, no estoy segura de quien "la genética carga la pistola, pero el estilo de vida aprieta el gatillo". Y ya lo siento, pero los factores genéticos son los causantes de muy pocos casos de sobrepeso y obesidad, el estilo de vida es el mayor factor de riesgo y además es modificable. Que nadie está obligado a comer sano y hacer ejercicio si no quiere, pero si no lo haces, lo asumes como un adulto y tan contentos, no nos vendas motos.
  • CONSEJO: asiente con la cabeza mientras les ofreces un bollito, que seguro que no van a rechazar, porque claro, lo suyo es genético.
  • NUNCA: pretendas convencerles de que alomejor comiendo más verduras y saliendo a andar media horita podrían "cambiar su genética". 



4. Los de "yo estoy delgado, así que puedo alimentarme de comida basura": ¡claro que si hombre! también puedes tirarte de un quinto piso, total no tienes ningún hueso roto ¿no?.
  • CONSEJO: dales una palmadita en la espalda con cara compasiva de "si tu supieras lo que yo sé y no te voy a contar". Que se sientan comprendidos.
  • NUNCA: les pretendas sacar de su error. Están encantados de haberse conocido y de ser un ente superior.




5. Los de "¿qué tiene más selenio una cereza o un plátano?": nosotros por supuesto, tenemos grabadas en la memoria las tablas de composición de alimentos y podemos responder con tres decimales a cualquier consulta de este tipo. Faltaría más.
  • CONSEJO: dales cualquier cifra inventada, a ser posible en nanogramos o en una unidad de medida rarísima, advirtiéndoles con cara muy seria que no llegar al mínimo diario tiene consecuencias fatales en pocas horas.
  • NUNCA: les enseñes que google es su amigo, no quieren amigos, quieren sentirse listos haciendo preguntas tan absurdas inteligentes que ni los expertos les saben contestar. 




6. Los de "pero la cocacola light es sana, ¿verdad": te lo preguntan con cara esperanzada y ojos muy abiertos. Es sana ¿comparada con que? ¿con uranio enriquecido? sí.
  • CONSEJO: no intentes edulcorar (nunca mejor dicho) la respuesta. Al enemigo ni agua (nunca mejor dicho también)
  • NUNCA: les hables del agua con gas, las infusiones, el café sin azúcar o el zumo de tomate como alternativa. Es posible que se pongan a llorar.

Amo a Grumpy Cat

7. Los de "hay que comer de todo con moderación y dejarse de tonterías": mientras te miran con suficiencia pensando en todo lo que has tenido que estudiar para saber cosas que sabe todo el mundo y encima te las aprendes mal. Suelen ser cuñados. 
  • CONSEJO: pídele que defina "moderación", pero por escrito. O dale una respuesta muy técnica y difícil de entender, sobretodo si hay otra gente delante que ha asentido complacida al escuchar su sentencia.
  • NUNCA: ni por un segundo les des la razón, porque entonces pasarán a aleccionarte sobre "lo que tienes que hacer" en todos los ámbitos de tu vida.


8. Los de "bah, de algo hay que morir" y "a este paso no podremos comer de nada": pues si, de algo hay que morir, y por algún lado tiene que actuar eso de la selección natural. Deja que la naturaleza siga su curso y la especie se hará más fuerte.
  • CONSEJO: ninguno, sigue con tu vida. A lo sumo, les pasas este post.
  • NUNCA: intentes explicarle lo que si podemos y debemos comer, y lo que es seguro que no deberíamos. Que ya somos muchos en el planeta.



9. Los de "Ay, hazme una dieta": gratis, se entiende, y aquí mismo a poder ser, que tampoco será tan complicado y me hace ilusión. ¿Crees que llevo una impresora portátil encima que imprime tu dieta al segundo tras haberte analizado con mi escaner de retina? ¿crees que me hace ilusión a mi perder el tiempo en hacerte gratis una pauta que no vas a seguir porque lo pides por pedir solo porque me conoces de algo o has leído el blog? (que los que lo pedís por el formulario del blog, tenéis delito ¿eh? además de una caradura impresionante). Sólo trabajamos gratis si nos apetece, y no nos lo pidáis, ya os lo ofreceremos nosotros. Si no os lo hemos ofrecido, pedid cita, como si fuéramos un profesional de verdad ;-)
  • CONSEJO: pregúntale a que se dedica y pídele que te haga lo que sea, sin coste, por supuesto y ya luego tu le harás la dieta.
  • NUNCA: es de cajón, pero nunca digas que si por compromiso. Para trabajar gratis hago voluntariado, no pago autónomos.


10. Los de "¿tú que dieta das?": la que tu necesites, "doy". Suelen ser abonados a la dieta milagro de turno, que hacen una distinta cada año y creen que lo que has estudiado es cada una de esas dietas con sus normas y prohibiciones para ofrecerles un catálogo en el que poder elegir la que más le mole para ese mes. En serio, lo creen. Si intentas darles una respuesta coherente lo más probable es que te respondan con la frase del punto 1.
  • CONSEJO: puedes pasarles este link, porque es habitula que anden recomendando su dieta del mes a diestro y siniestro. Y les imprimes tamaño poster el algoritmo para elegir tu dieta milagro de Midietacojea.
  • NUNCA: pretendas darles la chapa del "aprender a comer" y "mantener una estilo de vida saludable", les arruinas la diversión. Es uno de los alicientes de su vida hacer dietas milagro una tras otra y comentar los kilos que perdieron con está y la cantidad de pollo que se podía comer con la de más allá y el yogur de tal marca que es el único permitido en la que hacen ahora y que solo lo venden por internet.

Algoritmo para elegir tu dieta milagro. Se lo curró Midietacojea.


NOTA: este es un post escrito en tono irónico y con generalizaciones poco serias, no os lo toméis al pie de la letra ni con la sensibilidad a flor de piel. Si os sentís identificados en algún punto, juro que no iba por vosotros :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario