jueves, 6 de abril de 2017

Carnitina y HIIT

Imagen relacionada
El aumento de disponibilidad de carnitina en el músculo esquelético altera el metabolismo muscular durante el ejercicio en estado estable. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Shannon y col, 2017; Scand J Med Sci Sports 27-mar) cuyo objetivo fue comprobar si la elevación de la carnitina muscular, y por tanto, la capacidad buffer de los grupos acetilo, pudiera alterar las adaptaciones metabólicas y fisiológicas derivadas de un entrenamiento HIIT de 24 semanas, con cargas al 100% Wmax. Los voluntarios realizaron 2×3 min de ejercicio en bicicleta al 100% Wmax, separados con 5 min en reposo. Durante el entrenamiento de HIIT que tuvo una duración de 24 semanas, consumieron 80 g de carbohidratos (CHO) o 3 g de L-carnitina + CHO (CARN). Los resultados mostraron que antes de HIIT, la degradación de fosfocreatina muscular (PCr), la glucogenólisis, la activación de PDC y la acetil-carnitin fueron 2,3, 2,1, 1,5 y 1,5 veces mayor, respectivamente en el intervalo 2 comparado con el primero, mientras que la acumulación de lactato tendió a ser 1,5 mayor. Después del HIIT, la carnitina muscular libre fue un 30% mayor en CARN vs CON en reposo, y permaneció un 40% más elevada antes del inicio de los 2 intervalos. Después del 2º intervalo, el contenido en carnitina muscular, la degradación de PCr, la tasa de glucogenólisis, la acumulación de lactato, fueron similares entre CON y CARN, marcadamente menor que antes del entrenamiento de HIIT. VO2max y Wmax aumentaron de manera similar en CON y CAR, un 9% y 15%, respectivamente. En resumen, el aumento de resíntesis no-mitocondrial de ATP durante el segundo intervalo de ejercicio de alta intensidad se acompañó de un aumento de la acetilación de carnitina. El aumento de carnitina muscular durante 24 h de HIIT no alteró este comportamiento, ni mejoró las adaptaciones metabólicas musculares o el rendimiento más allá de las obtenidas con la aplicación únicamente de HIIT.
La suplementación con carnitina no ha mostrado una mejora del rendimiento en ninguna disciplina deportiva. A pesar de ser uno de los productos más consumidos, especialmente en el ámbito del fitness, su eficacia está seriamente cuestionada. En este estudio que hemos comentado tampoco se ha podido demostrar un carácter ergogénico al asociar su consumo con el HIIT. Así pues, y en base al conocimiento científico actual, no hay muchas razones para consumir carnitina bajo el supuesto de conseguir un efecto ergogénico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario