domingo, 19 de marzo de 2017

TRATAMIENTO NATURAL Y EFECTIVO PARA EL HELICOBACTER PYLORI

Resultado de imagen de helicobaterpilori
El Helicobacter Pylori es una bacteria que coloniza nuestro estómago. 

Estudios recientes(1979) afirmaron que muchas úlceras estomacales y gastritis eran causadas por esta bacteria.

La prevalencia de personas infectadas por la bacteria, es en torno a una 50% en países desarrollados y a un 80% en países en vías de desarrollo, aunque las cifras varían en función la estadística.

El tratamiento que propone la medicina actual es tomar a la vez dos tipos de antibióticos durante 7 ó 14 días, combinándolos con un protector gástrico.

Hay un porcentaje (entre un 20 y 30%) de pacientes que no responde al tratamiento antibiótico.

Ese fue mi caso. Después de soportar los efectos secundarios de los antibióticos y de quedarme con pocas defensas, resultaba que mi problema digestivo seguía exactamente igual.

El especialista me dijo, que si las bacterias llevaban toda la vida viviendo conmigo, para qué empeñarnos en matarlas. Tenía que seguir conviviendo con ellas y tomar un tratamiento cuando sintiera dolores gástricos.

Yo la verdad es que estaba bastante cansada de padecer dolores de estómago. Sólo la persona que los tiene, sabe que son muy molestos y cuando te dan las crisis fuertes (sobre todo en primavera y otoño) te cambia hasta el carácter.

Así que decidí probar un remedio que mi padre me recomendó, ya que a él le había solucionado totalmente los problemas digestivos que también padecía desde joven.

Consiste en poner a calentar agua (1 litro y medio aprox) e introducir una cebolla grande, ó dos medianas y 4 ó 5 dientes de ajo, todo cortado en trozos. Cuando hierva, dejarla 1 minuto y apartarla del fuego. Después, dejar reposar durante al menos 8 horas. Pasado ese tiempo se cuela y nos bebemos ese jugo de cebolla y ajo.

Lo ideal es comenzar tomando dos vasos en ayunas y otros dos antes de la cena.
Pasados unos meses reducir a un vaso por la mañana y otro por la noche.


Entiendo que de entrada, no apetezca mucho beberlo. Yo al principio le añadía miel y limón, después me acostumbré y era como beber agua.

Aunque ha sido un tratamiento largo (de unos cuatro meses), he pasado de tener muchos problemas gástricos (desde que era niña) a comer todo lo que me apetece y a no tener ninguna molestia en el estómago.

Teniendo en cuenta que entre las innumerables propiedades de la cebolla y el ajo se encuentran el hecho de ser antibióticos naturales, es normal que a la largan acaben con la bacteria. 

Os animo a que lo probéis, eso sí, debéis ser muy constantes para erradicar al helicobacter.

También he de decir, que si tenéis úlcera gástrica, hemorragias activas o estáis en tratamiento con anticoagulantes consultéis al médico, ya que en en este caso habría que solucionar el problema agudo antes de comenzar a tomar este caldo.

A día de hoy sigo tomándome un vaso en ayunas para evitar que la bacteria vuelva a colonizar mi estómago. Además este jugo es depurativo, nos ayuda a eliminar toxinas del organismo y por si fuera poco, también evita que salgan canas y disminuyen mucho la que ya han salido.

Por último, y no menos importante, he de deciros que cada parte de nuestro organismo está relacionado con las emociones que sentimos (algo que ha desarrollado el Dr, Hamer con la "Nueva Medicina") y que yo he podido experimentar día a día. Concretamente el estómago suele estar relacionado con emociones o situaciones que "no digerimos", por lo tanto hay que tratar los síntomas físicos a la vez que las emociones.

Os recomiendo por tanto que realicéis este tratamiento y que a la vez hagáis lo posible por evitar los rencores, la ira  y todos esos malos sentimientos que nos dañan. Haced lo que os gusta!! disfrutad de los pequeños placeres de la vida, de vuestras aficiones y sobre todo encontrar el equilibrio dentro de vosotros y sed felices!!!!!! al fin y al cabo es a lo que hemos venido a esta vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario