martes, 10 de enero de 2017

Cómo las hormonas tiroideas afectan la fertilidad femenina

Resultado de imagen de tiroides y embarazo

Las hormonas tiroideas interactúan con las hormonas reproductivas, los estrógenos y la progesterona, para preservar el funcionamiento normal de los ovarios y la maduración de los óvulos (oocitos). Si la glándula tiroides libera una cantidad excesiva (hipertiroidismo) o insuficiente (hipotiroidismo) de hormonas tiroideas, el equilibrio de las hormonas reproductivas se ve perjudicado con los consecuentes problemas de fertilidad relacionados con la tiroides, tales como trastornos de ovulación, periodos irregulares y problemas para embarazarse o llevar un embarazo a término. Aun cuando usted tenga períodos menstruales regulares, existe la posibilidad de no estar ovulando. Considerando que las enfermedades tiroideas son un trastorno endocrino común en mujeres en edad fértil, la primera regla cuando se tienen problemas para embarazarse es analizar la tiroides, especialmente si existen antecedentes familiares de enfermedades tiroideas.

La tiroides hiperactiva

Cuando la glándula tiroides produce y libera un exceso de hormonas tiroideas hacia el torrente sanguíneo, entonces se produce hipertiroidismo. Los hombres pueden desarrollarlo por una serie de razones, incluyendo enfermedad de Graves, sobremedicación de hormonas tiroideas para tratar hipotiroidismo, consumo excesivo de yodo en la dieta, nódulos tiroideos o una glándula tiroides inflamada (conocido como tiroiditis). Al acelerar el metabolismo, el hipertiroidismo puede producir diferentes síntomas; algunos de ellos frecuentemente se confunden con un simple nerviosismo o estrés.

Síntomas claves del hipertiroidismo

  • Debilidad
  • Irritabilidad
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Pérdida de peso
  • Manos temblorosas
  • Ojos prominentes, de mirada fija
  • Aumento de la sensibilidad al calor
  • Crecimiento rápido de uñas
  • Pérdida de cabello
  • Piel delgada y suave
  • Evacuaciones intestinales frecuentes
  • Períodos menstruales anormales
  • Ausencia total de ciclos mensuales
Individualmente o en combinación, estos síntomas de hipertiroidismo pueden ser la causa de sus problemas de fertilidad. Si el hipertiroidismo es la base de la infertilidad, un tratamiento adecuado logrando un nivel óptimo de TSH (TSH: hormona estimulante de tiroides) usualmente corrige el trastorno. Si ya alcanzó un nivel óptimo de TSH, pero sigue teniendo problemas para embarazarse, entonces debe consultar a un endocrinólogo que se especialice en trastornos reproductivos. Consulte también www.fertility.com

La tiroides hipoactiva

Si usted tiene antecedentes familiares de enfermedad tiroidea o enfermedad autoinmune, entonces tiene un mayor riesgo de sufrir hipotiroidismo. Si la glándula tiroides produce una cantidad insuficiente de hormonas tiroideas, entonces el nivel de TSH aumentará para estimular a la glándula tiroides a producirla. Se ha observado un nivel elevado de TSH en el 4,6% de los casos de infertilidad femenina.

Síntomas claves del hipotiroidismo

  • Fatiga
  • Nebulosidad mental
  • Baja concentración y capacidad de memoria
  • Aumento de la sensibilidad al frío
  • Aumento de peso
  • Dolor articular o muscular
  • Piel y cabello secos
  • Uñas quebradizas
  • Períodos anormales

Si usted sufre de hipotiroidismo puede tener sangramiento menstrual infrecuente y leve, ausencia de ciclos o ciclos irregulares, causados por los problemas con la ovulación. Estas irregularidades menstruales son aproximadamente tres veces más comunes en mujeres hipotiroideas que en mujeres con función tiroidea normal. Con una tiroides hipoactiva, los niveles de prolactina, hormona que estimula la producción de leche materna luego del parto, pueden aumentar e inhibir la ovulación. El hipotiroidismo también está asociado con un aumento en el riesgo de enfermedad ovárica poliquística, condición que causa quistes en los ovarios e inhibe el embarazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario