viernes, 7 de octubre de 2016

Las mujeres con esclerosis múltiple que dan el pecho son menos propensas a sufrir una recaída

Resultado de imagen de lactancia materna y esclerosis multiple

La lactancia materna exclusiva durante al menos dos meses podría ayudar a las mujeres con esclerosis múltiple (EM) a reducir su riesgo de recaída, sugiere una investigación reciente.

Los científicos siguieron a 201 mujeres embarazadas que padecían EM remitente recurrente, seleccionadas prospectivamente entre 2008 y 2012. El seguimiento se realizó durante un año después del parto. Del total de la muestra, 120 mujeres (59,7%) tenían la intención de dar el pecho de forma exclusiva durante al menos dos meses, mientras que 42 (20,9%) pretendían dar el pecho parcialmente y 39 (19,4%) no alimentarían al bebé con leche materna y sólo lo harían con suplementos.

El 38,3% de la mujeres (n = 31) que no dieron el pecho de forma exclusiva o no lo dieron nunca sufrieron una recaída de la EM en un plazo de seis meses tras dar a luz, en comparación con el 24,2% (n = 29) que dieron el pecho de forma exclusiva durante dos meses. Después de que las mujeres que dieron el pecho de forma exclusiva añadieran alimentación suplementaria a la dieta del bebé, las tasas de recaídas se hicieron similares en ambos grupos.

Los investigadores especulan que los cambios hormonales que ocurren durante la lactancia, que conducen a la falta de ovulación, podrían ser la clave, ya que se sabe que es menos probable que las mujeres con EM sean diagnosticadas durante los períodos sin ovulación, como la niñez o la menopausia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario