martes, 20 de septiembre de 2016

El cobre, desencadenante de la enfermedad de Alzheimer

Resultado de imagen de cobre y alzheimer

El cobre podría ser uno de los principales factores ambientales que contribuirían a la progresión de la enfermedad de Alzheimer (EA), a partir de la aceleración de la acumulación de proteínas tóxicas en el cerebro.

Un nuevo estudio muestra que el cobre también se acumula en el cerebro y provoca la ruptura de la barrera hematoencefálica, lo que origina la acumulación tóxica de la proteína β-amiloide, un subproducto de la actividad celular. Con células de ratón y del cerebro humano, los autores realizaron una serie de experimentos que han establecido claramente los mecanismos moleculares por los que el cobre acelera la patología de la EA.

Se administraron a ratones normales dosis de cobre durante un periodo de tres meses. En concreto, se expuso a los roedores a trazas de metal en el agua potable, en un nivel equivalente al consumo normal de una persona. Los científicos encontraron que el cobre se acumula en las ‘paredes’ celulares de los capilares. Además, la inhibición de la compensación y la estimulación de la producción de β-amiloide proporciona una fuerte evidencia de que el cobre es un actor clave en la EA.

Los investigadores observaron que el cobre provoca la inflamación del tejido cerebral, que puede promover aún más la rotura de la barrera hematoencefálica y la acumulación de toxinas relacionadas con la EA.

Referencia; http://www.neurologia.com/sec/RSS/noticias.php?idNoticia=4247

No hay comentarios:

Publicar un comentario