viernes, 2 de septiembre de 2016

CARCINOGÉNESIS

Resultado de imagen de cancer y alimentación
CARCINOGÉNESIS
Tenemos procarcinógenos en el organismo que deben ser destruidos mediante la detoxificación que se produce fundamentalmente en el hígado; estos procarcinógenos si no son destruidos, pueden activarse en el metabolismo y convertirse en carcinógenos.
Los carcinógenos, toxinas y ROS pueden dañar el material genético de la célula normal (ADN) comenzando así el cáncer. Estos carcinógenos, toxinas y ROS también deben ser detoxificados por el hígado cuando el metabolismo funciona bien. Podemos servirnos además de ayudas externas de las plantas que bloquean este daño celular: ácido eleágico (granada), indol-3-carbinol (coles), sulforafano (brécol), flavonoides (verduras y frutas de colores llamativos).
La célula dañada es una célula iniciada que tarda en desarrollarse unos 10 años (promoción), formando las células preneoplásicas que tardan un año en progresar a células neoplásicas. Durante estas 3 fases, es el SISTEMA INMUNE el que tiene que conseguir inhibir el desarrollo del cáncer. Al sistema inmune le pueden ayudar también ciertos nutrientes como b-carotenos (zanahoria, calabaza), EGCG (té veerde), curcumina (cúrcuma), genisteína (soja), resvératrol (uva).

No hay comentarios:

Publicar un comentario