domingo, 17 de julio de 2016

FUNCIÓN COMO FACTOR DE CRECIMIENTO Y RELACIÓN CON EL CÁNCER


FUNCIÓN COMO FACTOR DE CRECIMIENTO Y RELACIÓN CON EL CÁNCER

La leptina actúa como mitógeno de todas las células estudiadas, p.e, . las células endoteliales, las células musculares lisas, las células epiteliales normales y las neoplásicas de colon y mama. La hormona es especialmente importante durante el proceso de angiogénesis, tanto en tejidos normales como neoplásicos, hecho demostrado in vivo e in vitro. Bouloumie informó que la leptina aumenta la tasa de proliferación vascular endotelial, con una eficiencia similar a la del factor de crecimiento vascular (VEGF). Otros estudios han mostrado el poderoso efecto estimulante de la leptina sobre el crecimiento, la proliferación y la migración de las células endoteliales, así como la acción promotora sobre la expresión de varios genes involucrados en la angiogénesis. Es así como estudios preliminares han correlacionado un nivel elevado de leptina con la aparición de diversos tipos de cáncer. Posiblemente este es el fundamento molecular de las asociaciones epidemiológicas entre la obesidad y el cáncer, establecidas de forma fehaciente en cáncer de seno y de colon. Con relación al cáncer de próstata se ha demostrado que niveles aumentados de leptina inciden no sólo sobre el desarrollo de malignidad sino sobre un peor pronóstico y enfermedad extraprostática, cuando la lesión maligna ya está establecida.

La hiperleptinemia concurre con un mayor riesgo de cáncer de seno. En este sentido, parece existir una sinergia con los estrógenos, porque la leptina induce actividad en la aromatasa, enzima encargada de transformar otros esteroides en estrógenos dentro del tejido mamario. Adicionalmente, se han encontrado receptores para la leptina en las células cancerosas de seno. Como éstas a su vez poseen receptores estrogénicos la hormona puede estimular su proliferación. De manera semejante, se ha observado que la leptina estimula la actividad del sistema JAK-STAT3 en las células cancerosas y que existe relación entre niveles elevados de leptina y cáncer, tanto endometrial como del cuello uterino.

Por otro lado, ha sido demostrado que la leptina promueve el crecimiento de las células epiteliales colónicas normales y malignas, lo que concuerda con la presencia de receptores hormonales expresados a todo lo largo del tracto gastrointestinal. En este sentido, se dispone de evidencia sobre la relación existente entre hiperleptinemia y carcinomas de colon y de esófago. En el estómago aumenta la expresión de la leptina cuando hay infección con la bacteria Helicobacter pylori, reconocida por su potencial cancerígeno. También se ha sugerido que el consumo de fibra brinda protección contra el cáncer de colon, debido a la disminución de la producción de leptina. De modo inverso, cuando aumenta la producción de la hormona, aparece una predisposición al desarrollo de cáncer de colon, causada por el consumo de grasas saturadas.

En varias líneas celulares leucémicas linfoides y mieloides, ha sido identificado el ARNm de algunos subtipos del receptor de leptina, lo que explica que la hormona pueda estimular la proliferación de dichas células tanto in vivo como in vitro. También se ha propuesto una posible relación entre la hiperleptinemia y el cáncer de vejiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario