jueves, 9 de julio de 2015

"El uso repetido de antibióticos puede alterar profundamente el desarrollo de los niños".

"Un nuevo estudio en animales se suma a la creciente evidencia de que múltiples ciclos de antibióticos de uso común pueden tener un impacto significativo en el desarrollo del niño. Ratones hembra tratados con dos clases de antibióticos  ampliamente utilizados en la infancia, incluyendo amoxicilina, ganaron más peso y desarrollan huesos más grandes que los ratones no tratados. Además los antibióticos también interrumpieron el microbioma intestinal, los billones de microbios que habitan en el tracto intestinal.

En general, los ratones recibieron tres ciclos cortos de amoxicilina (un antibiótico de amplio espectro), tilosina (que no se utiliza en niños, pero representa otra clase de antibióticos comúnmente llamados macrólidos, que es cada vez más popular en pediatría), o una mezcla de ambos fármacos. Para imitar los efectos del uso de antibióticos pediátricos, los investigadores dieron a los animales el mismo número de recetas y la misma dosis terapéutica que el niño recibe en promedio en los dos primeros años de vida. Un grupo de control de ratones recibieron ninguna droga en absoluto.

Los resultados están de acuerdo con varios otros estudios que apuntan hacia efectos significativos en los niños expuestos a los antibióticos en su primera etapa de vida, y señala que los datos acumulados podrían ayudar crear directrices de duración y tipo de recetas pediátricas. "Hemos estado utilizando antibióticos como si no hubiera ningún costo biológico", dice el Dr. Blaser". 



No hay comentarios:

Publicar un comentario