jueves, 9 de julio de 2015

"El ayuno a corto plazo puede mejorar la salud".

Comer acorta la vida, y no sólo porque el consumo excesivo de alimentos puede conducir a enfermedades. Una dieta que reduce la ingesta de alimentos hasta en un 40%, conocido como restricción de calorías, aumenta la longevidad en una variedad de organismos, previniendo el cáncer, enfermedades del corazón y otras enfermedades de la vida adulta. Aunque algunos estudios a corto plazo sugieren que la restricción calórica proporciona beneficios a nivel metabólico, nadie ha confirmado que también aumenta la duración de la vida humana. 

Incluso si la restricción calórica podría añadir años a la vida, casi nadie puede reunir la fuerza de voluntad para comer tan poco día tras día, año tras año. Una alternativa que podría ser más apetecible es el ayuno, la abstinencia temporal de los alimentos. El investigador en gerontológía Valter Longo, de la Universidad del Sur de California en Los Ángeles y sus colegas han demostrado que el ayuno alivia los efectos secundarios de la quimioterapia como la fatiga y debilidad, y los estudios en animales sugieren que produce ventajas para la salud similares a la restricción calórica.

Para el nuevo estudio, él y sus colegas idearon una dieta menos agotadora que también podría desencadenar los beneficios del ayuno. Durante dos períodos de 4 días cada mes, los ratones de mediana edad cenaron comidas bajas en proteínas, y comieron (zamparon) bajo en calorías. El resto del mes, podían picotear tanto como ellos querían.


No hay comentarios:

Publicar un comentario