martes, 2 de junio de 2015

"Cuando la salud se mide por el código postal".

"La salud es en realidad una parte de la dignidad humana", dice el doctor Javier Padilla, médico de familia en Sevilla.
"Cuando hablamos de salud es más importante el código postal que el código genético". Esta frase de una médico cordobesa, Victoria López, sintetiza la constatación de la realidad sobre la que trabajan un sector de los profesionales de la sanidad que, más allá del diagnóstico y la curación de enfermedades, se afanan en poner la lupa sobre la incidencia que tienen las desigualdades sociales en la salud de las personas.
La misma perspectiva de trabajo la comparte el doctor Javier Segura, experto en Madrid en desigualdades y salud que lleva trabajando en este campo varios años, auscultando con su fonendo la realidad social de toda la población. Médico salubrista, pone sobre la mesa preguntas y respuestas a esta realidad. “Si toda la población tiene un acceso igualitario a la sanidad, ¿por qué se producen estas diferencias en salud entre barrios?", lanza. Su experiencia le ha llevado a constatar cómo "hay una menor esperanza de vida en barrios con mayor número de desahucios, con más menores con problemas con la justicia, con peores indicadores sociales en definitiva". Y añade: "hay un patrón geográfico que nos dice que en los barrios obreros hay una menor esperanza de vida".
A juicio del doctor Segura, estos indicadores sobre la desigualdad en salud entre poblaciones "es evitable, si somos capaces de revertir esas desigualdades sociales". Se trata, así pues, de mejorar la salud "cambiando las condiciones de vida de las personas: su educación, su trabajo, su vivienda, sus relaciones sociales…". Y, anima, ahora que acaban de celebrarse elecciones municipales, a que "desde los ayuntamientos se puedan hacer intervenciones muy importantes para la salud del vecindario, sin tocar la sanidad (que es competencia autonómica)".


http://www.eldiario.es/andalucia/salud-mide-codigo-postal_0_392310936.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario