jueves, 25 de junio de 2015

Lo que ya se sospechaba: "Productos químicos considerados seguros para los seres humanos pueden mezclarse letalmente en nuestro organismo y desencadenar cáncer".

'El hallazgo apoya la idea de que los productos químicos, considerados seguros, pueden ser capaces de actuar en conjunto con otros acumulándose en nuestro organismo para desencadenar el cáncer, lo que podría estar detrás de la epidemia mundial de cáncer que estamos presenciando, dando un vuelco radical al concepto de seguridad que pregona la industria.

Necesitamos urgentemente enfocar más recursos para investigar el efecto de la exposición humana a bajas dosis de mezclas de sustancias químicas en los alimentos que comemos, el aire que respiramos y el agua que bebemos. A pesar del aumento de la incidencia de muchos tipos de cáncer, muy poca investigación se ha realizado para examinar el papel fundamental de los agentes causales ambientales

Sin duda, nos preocupa que ahora estamos empezando a ver la evidencia de una amplia gama de efectos de baja dosis que están directamente relacionados con carcinogénesis, ejercida por los productos químicos que son inevitables en el medio ambiente

Todos los días estamos expuestos a una "sopa química" del medio ambiente, por lo que necesitamos pruebas que evalúen los efectos de nuestra exposición continua a estas mezclas químicas'.




miércoles, 17 de junio de 2015

"El gusto por la cocina facilitó la aparición del cerebro humano".

El cerebro es una herramienta muy útil, pero muy cara de mantener. Se suele estimar que, aunque solo constituye el 2% de la masa del cuerpo, consume el 25% de la energía. En reposo, este órgano gasta casi diez veces más que el músculo. Esa característica ha hecho necesario buscar explicaciones a los mecanismos que utilizó la evolución para hacer posible la expansión del cerebro, que ha doblado su tamaño desde hace algo más de dos millones de años, cuando se sitúa la aparición de los primeros humanos.

Un problema fundamental es la alimentación. Para explicar el origen de la gran cantidad de energía necesaria para alimentar el cerebro humano, algunos investigadores, como el español Manuel Domínguez-Rodrigo, han apuntado a una dieta cada vez más carnívora. Otros, sin embargo, consideran que la carne sola no resolvería el problema.

Richard Wrangham, profesor de antropología biológica de la Universidad de Harvard (EE UU), estima que, si comiésemos como los chimpancés, necesitaríamos cinco kilos de alimento diarios para sobrevivir. Además, procesar toda esa comida, en la que se incluyen frutas y algunos animales pequeños, requeriría pasar seis horas diarias masticando. En su opinión, el cambio que habría liberado la energía necesaria de la comida es la cocina. Pasados por el fuego, los alimentos se vuelven más fáciles de digerir y en la misma cantidad que crudos dejan más calorías en el organismo.

La semana pasada, Félix Warneken, Alexandra G. Rosati, de las universidades de Harvard y Yale (EE UU), publicaron los resultados de un estudio que sugiere que el germen de la capacidad para cocinar habría aparecido hace más de seis millones de años, cuando vivió el último ancestro común entre los humanos y el chimpancé, nuestro pariente más cercano. En un grupo de experimentos con chimpancés, mostraron que estos animales prefieren la comida cocinada a la cruda, entienden lo que sucede con la comida cruda cuando se cocina y pueden aplicar ese conocimiento en distintos contextos, y son capaces de guardar o arriesgar comida cruda a cambio de tener la oportunidad de cocinarla para comérsela después.

Este gusto por la comida cocinada y la capacidad para entender cómo se produce habría permitido que los humanos comenzasen a pasar sus alimentos por el fuego poco después de controlarlo. Pese a esta tendencia, el problema para la hipótesis de Wrangham se encuentra en la dificultad para encontrar pruebas definitivas del uso del fuego hace casi dos millones de años, cuando comenzaron los cambios que permitieron la aparición de los humanos modernos. Muchos antropólogos consideran que no existen evidencias fiables de dominio del fuego hasta hace medio millón de años, otro momento en el que se observa un salto adelante en la evolución del tamaño cerebral. Para ellos sería posible que el aumento del consumo de carne facilitase la primera revolución y la cocina de los alimentos, la segunda.

Sin embargo, el fuego no es lo único que diferencia la dieta humana de la de los chimpancés. En una época de crisis, cuando los cambios climáticos transformaron los bosques tropicales en los que vivían los ancestros humanos en regiones de sabana, se produjeron innovaciones que cambiarían el rumbo evolutivo de aquellas especies de primates. Entre otras cosas, las proteínas de origen animal ganaron espacio en la dieta, a través de la carroña y, luego, de la caza, pero en general se añadieron fuentes diversas de alimentos energéticos. El uso de herramientas, que también se empezó a generalizar en aquel tiempo, ayudaría a sustituir los grandes aparatos digestivos y el tiempo necesario para masticar la comida necesaria para sobrevivir. En un estudio publicado en PNAS, Wrangham y otros colaboradores calcularon el tiempo que los chimpancés, los humanos y algunas especies extintas pasaban cada día masticando y comiendo. Los chimpancés ocupan en estos menesteres el 48% de su tiempo frente al 4,7 estimado para los humanos. Una especie extinta como el Homo erectus empleaba el 6,1% de su tiempo a masticar y comer y los neandertales llegaban al 7%.

http://elpais.com/elpais/2015/06/10/ciencia/1433931634_070626.html

Nuevo descubrimiento en el cuerpo humano.

El cerebro está conectado directamente al sistema inmune por una red de vasos que se ejecuta en paralelo a la vasculatura del cuerpo,  llevando las células inmunes en lugar de sangre. Esta estructura anatómica había sido completamente pasado por alto hasta la fecha. El descubrimiento podría tener profundas implicaciones en el estudio y tratamiento de enfermedades como autismo, depresión, Alzheimer, o esclerosis múltiple.

En la enfermedad de Alzheimer hay acumulaciones de grandes trozos de proteína en el cerebro, se cree que pueden acumularse en el cerebro porque no están siendo eliminados eficazmente por estos vasos. Las personas con diabetes, una enfermedad autoinmune, son 65% más propensos a desarrollar demencia, según reveló un estudio a principios de este año. Otra reciente investigación demostró que los pacientes con Alzheimer que sufrieron infecciones regulares como tos y resfriados, tenían un descenso cuatro veces mayor en las pruebas de memoria durante un período de seis meses en comparación con los pacientes con los niveles de infección más bajas. Sin embargo, en estos estudios no ha quedado claro si los hallazgos tenían fundamentos fisiológicos reales o si simplemente refleja que el estilo de vida, como la dieta y el sedentarismo, degradan la salud mental y física de forma independiente.

El hallazgo podría proporcionar una base biológica firme para la creciente evidencia de que la salud mental y el estado del sistema inmunológico están estrechamente entrelazados y es probable que sea un hallazgo importante para la comprensión de la relación entre las condiciones infecciosas e inflamatorias y el cerebro.

http://www.sciencedaily.com/releases/2015/06/150601122445.htm#.VYE8QafdfwM.facebook

http://www.theguardian.com/science/2015/jun/05/newly-discovered-vessels-beneath-skull-could-link-brain-and-immune-system

martes, 16 de junio de 2015

"La biodiversidad reduce las enfermedades humanas, de la fauna, y las plagas de los cultivos".

"Con el aumento de las enfermedades infecciosas en todo el mundo, la necesidad de comprender cómo y por qué se producen los brotes infecciosos se convierte cada vez más en una prioridad. Buscando respuestas, un equipo de biólogos de la Universidad del Sur de Florida (USF) encontró amplia evidencia que apoya la polémica 'Hipótesis del Efecto de Dilución', lo que sugiere que la limitación de la biodiversidad está relacionada con los brotes de enfermedades en humanos y la vida silvestre.

El estudio encontró amplia evidencia de que las comunidades ricas en especies sufren enfermedades menos infecciosa, y que la magnitud de este efecto es independiente de la densidad de acogida. Esto sugiere que el mantenimiento de la biodiversidad en la naturaleza podría reducir la abundancia de muchos parásitos en los seres humanos, la fauna y los cultivos. Por el contrario, la disminución en la biodiversidad inducida por el hombre puede contribuir a aumentar las enfermedades humanas y en la vida silvestre".

http://www.sciencedaily.com/releases/2015/06/150615094309.htm


Comentario: No está de más recordar que los tratamientos con antibióticos afectan de manera cuantitativa las comunidades bacterianas intestinales, en algunos casos haciendo desaparecer especies bacterianas adquiridas en nuestra primera infancia. Procurar una alimentación equilibrada incorporando alimentos fermentados es esencial para el correcto mantenimiento de nuestra flora intestinal.

sábado, 13 de junio de 2015

"Algunos antioxidantes se muestran eficaces en la reducción de las agujetas".

"Investigadores españoles, mexicanos y brasileños han realizado un repaso de la literatura científica en torno al dolor muscular tardío, lo que se conoce popularmente como agujetas. En un artículo publicado en la revista  Nutrición Hospitalaria analizan las principales bases de datos científicas en torno a los suplementos antioxidantes que, en los últimos años, han cobrado popularidad para contrarrestar los efectos de los radicales libres y los síntomas del daño muscular.

Es necesario incrementar la masa muscular y aumentar la fuerza. Hoy se considera al tejido muscular un órgano endocrino, y también tiene una función inmunitaria. Por ello el entrenamiento orientado a la fuerza no solo incrementa la calidad de vida por mejorar funcionalmente a las personas, sino que produce efectos biológicos, bioquímicos y hormonales beneficiosos.

Para incrementar la masa muscular y la fuerza es indispensable planificar un entrenamiento de fuerza. En este sentido, existen dos posibilidades, “una es el entrenamiento convencional que consiste en levantar pesos, que se llama concéntrico, y que requiere mucha energía porque para que tenga repercusión en el músculo la carga tiene que ser bastante grande”. Sin embargo, a menudo estos pacientes “no tienen suficiente energía como para levantar esa carga”.

Existe otro tipo de entrenamiento que consiste en bajar cargas, denominado entrenamiento excéntrico. “Si subimos una montaña es trabajo concéntrico, básicamente, nos cuesta mucha energía y nos cansa mucho. Pero si la bajamos es trabajo excéntrico, y no nos cansa tanto ya que no necesitamos mucha energía, aunque sí tiene mucha repercusión en los músculos”. De hecho, este tipo de trabajo excéntrico produce DMT. “A nosotros nos duelen las piernas no cuando subimos una montaña, sino cuando la bajamos”, ilustra el investigador.

Los investigadores encontraron 54 artículos científicos que trataban sobre el dolor muscular tardío y el empleo de sustancias antioxidantes. De esos 54 artículos, todos en inglés, consiguieron 48 a texto completo.

De ellos, 17 se centraban en el efecto de la vitamina C y la vitamina E, 14 en el empleo de polifenoles, 11 abordaban el empleo de café y cacao y cuatro el consumo de bebidas comerciales. En resumen, “de los 17 artículos sobre vitamina C y E, siete se mostraron eficaces; de los 14 artículos sobre polifenoles, nueve fueron eficaces; de los 11 de café y cacao, nueve también lo fueron; y de las bebidas comerciales, solamente dos de cuatro fueron efectivos. De esta forma, los antioxidantes más eficaces parecen ser los polifenoles y el café y cacao”, detalla el investigador.

Por otro lado, apunta, para que la administración de antioxidantes en la disminución del DMT sea eficaz, en general el tratamiento no se debe realizar solo tras el ejercicio, sino antes y después".


http://www.agenciasinc.es/Noticias/Algunos-antioxidantes-se-muestran-eficaces-en-la-reduccion-de-las-agujetas

"Los pobres comen basura. Los ricos sano y verde".

"El precio de alimentos como las frutas y las verduras ha aumentado un 300% durante los últimos años en la mayor parte del mundo. En cambio, el precio de los alimentos calóricos que favorecen el sobrepeso y la obesidad se ha reducido a la mitad en el mismo periodo. Si comparamos la evolución de precios de algunas frutas, hortalizas o tubérculos, con uno de los componentes usuales en la comida basura como es el azúcar, vemos cómo todos los alimentos básicos son más caros que los azucarados.

Pero el cambio en la estructura de precios provocada por la industria y la falta de políticas activas tiene un coste oculto, un coste externalizado en forma de pérdida de salud para las poblaciones más pobres. Para ponerle alguna cifra, según la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y el Ministerio de Sanidad, la obesidad supone el 8% del gasto sanitario anual en España, es decir más de 2.500 millones de euros; y la diabetes tiene un coste directo anual de 5.809 millones de euros, lo que representa también el 8,2 por ciento del gasto sanitario total.

En España por ejemplo, la tasa de obesidad está disparada y en una tendencia al alza que no ha sido revertida en ningún momento, así el sobrepeso afecta al 55% de la población, la obesidad al 17% -según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)-, y todavía peor es la cifra alarmante que aparece cuando se echa un vistazo a la obesidad y sobrepeso infantil, porqué ahí España ocupa el primer puesto en la UE y el segundo en el mundo, justo por detrás de los Estados Unidos, pero situado muy cerca. Pero como decíamos, no es un tema que afecte igual a toda la población, sino que en las clases sociales con menos renta la obesidad aumenta en más de un 30%.

La expansión de las políticas neoliberales a nivel global han provocado una expansión global del problema de la mala alimentación, del que la obesidad y el sobrepeso son la cara más visible. Sin embargo, ante este enorme problema comprobamos año tras año la ineficacia de la respuesta desde las administraciones públicas, que en España se empeñan en seguir la estrategia y argumentario de las grandes corporaciones. Este no es otro que repetir hasta la saciedad que no es un problema social, sino un problema de hábitos individuales de vida, pasando por tanto la carga del problema al individuo aislado. No parece que se consideren otros factores como hábitos de compra, el impacto sobre la salud o la asequibilidad de ciertos alimentos para determinados grupos de población. En otros países la cosa es distinta. Por ejemplo, Irlanda contempla 89 subgrupos dentro de la categoría general de alimentos básicos, a los que aplica un IVA del 0%. En Reino Unido, los alimentos básicos también están gravados un 0%, incluyendo una gran variedad de grupos: carnes, pescados, cereales, frutas y hortalizas, entre otros, así como alimentos con contenido bajo en calorías o especiales para diabéticos o alérgicos.

Podríamos preguntarnos, ¿quién pierde por el hecho de que la fruta fresca tenga un IVA del 0%? ¿Parecería que todo el mundo gana, no? Des de los productores hasta el consumo. La explicación está en los intereses del lobby de la industria alimentaria. Como consecuencia, por el momento las clases populares siguen colaborando a los beneficios de estás grandes empresas a costa de su salud, mientras las clases adineradas pueden seguir disfrutando del derecho a la alimentación, sana y adecuada".


http://www.lamarea.com/2015/06/11/los-pobres-comen-basura-los-ricos-sano-y-verde/

miércoles, 3 de junio de 2015

"La alimentación saludable podría proteger al cerebro del envejecimiento".

"Las personas que comen mucha fruta y verdura podrían preservar mejor la memoria y las aptitudes cerebrales al envejecer, según un estudio efectuado sobre una amplia cohorte de 40 países.

Los científicos descubrieron que entre 27.860 adultos, aquellos que en una escala de alimentación equilibrada estuvieron entre el quintil con mejores resultados, tenían menor probabilidad de mostrar deterioro de memoria, de atención y de otras funciones cerebrales en los cinco años siguientes.

En comparación con otros adultos mayores que preferían carne roja y dulces, el riesgo de deterioro cerebral en los que seguían una dieta más equilibrada era un 25% inferior. Entre los que tenían las mejores dietas, un 14% mostraba deterioro cognitivo, frente a un 18% en las personas con las dietas menos saludables.

Los autores calificaron los hábitos alimenticios de las personas usando un índice de ‘comida saludable’ (Alternative Healthy Eating Index). Una puntuación elevada significaba que la persona consumía numerosos alimentos saludables, como frutas y verduras, y pocos alimentos no recomendados, como fritos y carnes rojas".


http://www.neurologia.com/sec/RSS/noticias.php?idNoticia=5178

"Las raíces, tallos y hojas de las fresas silvestres tienen propiedades nutritivas".

Las fresas silvestres, que crecen en bosques y pendientes de zonas montañosas, resultan beneficiosas para la salud por sus propiedades diuréticas y astringentes. Eso incluye tanto al fruto como a sus raíces y partes vegetativas aéreas (tallos y hojas).

El análisis de muestras silvestres –recogidas en Serra da Nogueira (Portugal)– y de fresas comerciales reveló que, además de cualidades nutritivas, las raíces, tallos y hojas también tienen propiedades antioxidantes, al ser ricas en vitamina E, C y otros ácidos orgánicos. Sería interesante realizar un estudio más pormenorizado, pero los resultados preliminares indican que las raíces silvestres aportan más cantidad de azúcares, ácidos grasos poliinsaturados, vitamina B9 y E en comparación con las comerciales.

Además de la planta, las investigadoras estudiaron infusiones y decocciones preparadas con las muestras. Las infusiones se hicieron en agua destilada hirviendo, en la que se introdujo un gramo de cada ejemplar, dejándola reposar cinco minutos. En las decocciones se sumergieron las plantas desde el principio, llevando el agua a ebullición durante cinco minutos y dejándola enfriar el mismo tiempo. Según los resultados obtenidos, 100 mililitros al día de la infusión de estos elementos de la planta podrían contribuir de forma apreciable a la ingesta diaria de nutrientes, como es el caso de los folatos.

http://www.agenciasinc.es/Noticias/Las-raices-tallos-y-hojas-de-las-fresas-silvestres-tienen-propiedades-nutritivas

martes, 2 de junio de 2015

"El 30% del consumo de omeprazol, paracetamol e ibuprofeno es inútil".

El uso se ha convertido en abuso. La población concibe ya que algunos 'medicamentos-panacea' son la solución a la mayoría de los problemas banales y los consume sin medida. Una tendencia que los propios médicos de familia asumen, entonando el mea culpa, porque prescriben de forma desorbitada fármacos que, o no están indicados o no producen ningún efecto terapéutico.

Los médicos advierten de que gran parte de los fármacos que se prescriben no están indicados
Precisamente, el medicamento que más se consume (omeprazol) «no está indicado en un 30% de los casos», según aclara el presidente en la Comunidad Valenciana de una de las principales sociedades científicas de médicos de primaria (Semergen), Vicente Gasull. De hecho, un estudio acaba de vincular la ingesta prolongada de éste y otros medicamentos similares con una carencia de la vitamina B12. El análisis, publicado en la revista 'Journal of the American Medical Association', constata que las personas que tomaron diariamente un medicamento del grupo de omeprazol durante dos o más años tenían un 65% más de probabilidades de tener niveles bajos de la citada vitamina que quienes no habían ingerido estos fármacos durante un periodo tan prolongado.

Ocurre lo mismo con los analgésicos y con los antiinflamatorios, como el paracetamol y el ibuprofeno, que han pasado a ser el componente más habitual en los botiquines de los hogares y de las empresas. «Es evidente que la población toma estos productos cuando sufre algún tipo de dolor, pero se debe calibrar mucho si la dolencia es suficiente para tomarlo de forma tan habitual porque no se dimensiona qué daños posteriores van a derivar de su ingesta continua» indica Gasull.

Más de ocho millones de españoles consumen dosis diarias de ibuprofeno superiores a las recomendadas -exceden el máximo de 1.200 miligramos por día-, según la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (Sefac), lo que puede derivar en problemas gástricos y cardiovasculares.

Este consumo masivo produce problemas gástricos y renales que van desde diarreas, náuseas y vómitos hasta úlceras gástricas o duodenales que son unas de las principales complicaciones del tratamiento con ibuprofeno. Es en ese momento cuando se activa otro protocolo, porque los médicos se ven obligados a recetar protectores gástricos a aquellos pacientes que deben tomar ibuprofeno a diario, que en dosis altas también pueden provocar problemas del sistema nervioso como cefaleas. Algunos estudios incluso apuntan a un mayor riesgo de sufrir un infarto si se abusa de estos fármacos.

España es uno de los países de Europa que más consumo de ansiolíticos y antidepresivos presenta, «aunque la OMS recomienda que los tratamientos no superen las cuatro semanas».

Una de cada 50 personas tiene dolor de cabeza por una ingesta excesiva de analgésicos, según un estudio del Instituto Nacional de Salud Británico. Los expertos advierten de que quienes toman ibuprofeno, aspirina o paracetamol al menos 15 días al mes corren el riesgo de que en lugar de aliviar su dolor, sufran más cefaleas. Los médicos sostienen que no es aconsejable tomar estos medicamentos más de diez días al mes.


http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2015/05/31/556ada8046163f28598b4571.html

"Cuando la salud se mide por el código postal".

"La salud es en realidad una parte de la dignidad humana", dice el doctor Javier Padilla, médico de familia en Sevilla.
"Cuando hablamos de salud es más importante el código postal que el código genético". Esta frase de una médico cordobesa, Victoria López, sintetiza la constatación de la realidad sobre la que trabajan un sector de los profesionales de la sanidad que, más allá del diagnóstico y la curación de enfermedades, se afanan en poner la lupa sobre la incidencia que tienen las desigualdades sociales en la salud de las personas.
La misma perspectiva de trabajo la comparte el doctor Javier Segura, experto en Madrid en desigualdades y salud que lleva trabajando en este campo varios años, auscultando con su fonendo la realidad social de toda la población. Médico salubrista, pone sobre la mesa preguntas y respuestas a esta realidad. “Si toda la población tiene un acceso igualitario a la sanidad, ¿por qué se producen estas diferencias en salud entre barrios?", lanza. Su experiencia le ha llevado a constatar cómo "hay una menor esperanza de vida en barrios con mayor número de desahucios, con más menores con problemas con la justicia, con peores indicadores sociales en definitiva". Y añade: "hay un patrón geográfico que nos dice que en los barrios obreros hay una menor esperanza de vida".
A juicio del doctor Segura, estos indicadores sobre la desigualdad en salud entre poblaciones "es evitable, si somos capaces de revertir esas desigualdades sociales". Se trata, así pues, de mejorar la salud "cambiando las condiciones de vida de las personas: su educación, su trabajo, su vivienda, sus relaciones sociales…". Y, anima, ahora que acaban de celebrarse elecciones municipales, a que "desde los ayuntamientos se puedan hacer intervenciones muy importantes para la salud del vecindario, sin tocar la sanidad (que es competencia autonómica)".


http://www.eldiario.es/andalucia/salud-mide-codigo-postal_0_392310936.html

lunes, 1 de junio de 2015

"La lactancia materna puede disminuir el riesgo de sufrir leucemia infantil".

"Amamantar a un niño durante seis o más meses se asocia con un riesgo menor de sufrir leucemia infantil, comparado con los bebes que nunca fueron amamantados o que tomaron el pecho durante un periodo de tiempo muy corto. Esto es lo que sugiere un nuevo estudio en el que los autores han revisado 18 investigaciones sobre la relación entre leche materna y este tipo de cáncer en niños.

Según el estudio, la leucemia es el cáncer más común en la infancia y supone el 30% de todos los cánceres infantiles. Asimismo, en un análisis de 15 estudios por separado los investigadores encontraron que dar el pecho a los niños disminuye un 11% el riesgo de sufrir leucemia infantil en comparación con no ser amamantados.

Los científicos sugieren varios mecanismos biológicos de la leche materna que pueden explicar estos resultados. 'Esta leche contiene muchos componentes inmunológicos activos y mecanismos antiinflamatorios de defensa que influyen en el desarrollo del sistema inmunológico del bebé. Los beneficios potenciales de la lactancia para la prevención de la salud deberían comunicarse de forma abierta al público en general, no solo a las madres, para que la lactancia materna sea más aceptada socialmente', explican los autores

El estudio recuerda que el objetivo principal de la salud pública es la prevención de la mortalidad. Por este motivo indican que se debe enseñar a los profesionales sanitarios los potenciales beneficios de la lactancia materna y las herramientas con las que ayudar a las madres para continuar dando el pecho durante seis o más meses".


http://www.agenciasinc.es/Noticias/La-lactancia-materna-puede-disminuir-el-riesgo-de-sufrir-leucemia-infantil