jueves, 26 de febrero de 2015

"Un ingrediente común en los alimentos envasados ​​puede desencadenar la enfermedad inflamatoria".

"Los ingredientes que le dan una consistencia suave y estable a los helados, barras de chocolate y otros aperitivos envasados ​​pueden promover ciertas enfermedades inflamatorias crónicas. Esa es la conclusión de un nuevo estudio que encuentra un aumento de enfermedades metabólicas e inflamación intestinal en ratones alimentados con dos emulsionantes comúnmente utilizados en los alimentos procesados. Los autores están muy lejos de confirmar efectos similares en los humanos, pero sugieren que estos ingredientes causan daño al interrumpir la barrera entre el sistema inmune y el microbioma intestinal.
No es de extrañar que estas sustancias tengan un efecto sobre los microbios intestinales, dice Mia Phillipson, fisióloga de la Universidad de Uppsala en Suecia, que estudia la interacción entre la inflamación y las bacterias en la mucosa intestinal. Todo, desde ser vegetariano a nacer por cesárea puede cambiar la composición de nuestro microbioma de manera significativa, señala. Pero relativamente pocos estudios hasta la fecha han observado los efectos de los aditivos alimentarios en el microbioma en este nivel de detalle. "Creo que estamos a punto de darnos cuenta de lo importante que es esto", dice ella. En cuanto a las implicaciones en los seres humanos, Phillipson dice que es demasiado pronto para hacer recomendaciones generales, pero sugiere que las personas con Enfermedad inflamatoria intestinal o con historial familiar de la enfermedad consideren evitar estos ingredientes".

http://news.sciencemag.org/biology/2015/02/common-ingredient-packaged-food-may-trigger-inflammatory-disease

"La seguridad y la eficacia para salvar vidas de las estatinas se han exagerado".

Las estatinas, fármacos para reducir el colesterol y recetados para prevenir ataques al corazón, no son tan eficaces ni tan seguros como se nos ha hecho creer. Las estatinas producen una dramática reducción en los niveles de colesterol, pero no han logrado mejorar sustancialmente la enfermedad cardiovascular ni los ataques cardiacos, el llamado "engaño estadístico" se ha utilizado para inflar las afirmaciones sobre su efectividad.
Aclamado como medicamento milagroso cuando salió al mercado hace dos décadas, las estatinas, no son tan eficaces ni tan seguras como se nos ha hecho creer, según el Dr. David M. Diamond, profesor de psicología, farmacología molecular y fisiología en la Universidad del Sur de Florida, y el Dr. Uffe Ravnskov, un investigador de la salud independiente y un experto en el colesterol y enfermedades cardiovasculares.
En un análisis de los datos de los ensayos con estatinas, los llevaron a concluir que "los defensores de estatinas han utilizado el engaño estadístico para crear la ilusión de que las estatinas son medicamentos milagrosos, cuando la realidad es que sus beneficios son modestos comparados ​​con sus numerosos efectos adversos".
Su crítica a las afirmaciones exageradas sobre la capacidad de las estatinas para prevenir derrames cerebrales, ataques cardíacos y muertes relacionadas con la enfermedad del corazón en gran escala ha sido publicado en la revista médica Journal Expert Review of Clinical Pharmacology.
El documento también describe cómo la base del engaño está en cómo los autores de los estudios con estatinas presentan la tasa de efectos beneficiosos y adversos. El efecto de los medicamentos en la población se llama "riesgo absoluto", que ha demostrado que las estatinas benefician sólo alrededor del 1% de la población. Esto significa que sólo una de cada 100 personas tratadas con estatinas tendrán menos ataques al corazón. Los investigadores de las estatina, sin embargo, no presentan el efecto del 1% para el público. En su lugar transforman el efecto del 1% usando una estadística más, llamada "riesgo relativo", que crea la apariencia de que las estatinas benefician al 30-50% de la población.
"Los efectos adversos sufridos por las personas que toman estatinas son más comunes de lo que se informa en los medios de comunicación y en las conferencias médicas", explica Diamond y Ravnskov. Según los autores, "las tasas de cáncer, cataratas, diabetes, trastornos cognitivos y trastornos musculoesqueléticos contrarrestan los modestos beneficios cardiovasculares del tratamiento con estatinas."
Los autores hicieron hincapié en que los niveles de colesterol bajos relacionados con el uso de estatinas con frecuencia se han asociado con un mayor riesgo de cáncer. También señalaron que la mayoría de los ensayos con estatinas se terminan dentro de dos a cinco años, un período demasiado corto para ver la mayoría de los cánceres que se desarrollan. Sin embargo, los estudios han demostrado una mayor incidencia de cáncer en personas que toman estatinas, y un estudio a largo plazo demostró un aumento dramático en la incidencia de cáncer de mama entre las mujeres que habían utilizado estatinas durante más de 10 años.
Hicieron hincapié en que el público necesita tener cuidado con los conflictos de intereses de la industria farmacéutica y la comunidad médica cuando tratan de promocionar los beneficios de las estatinas sesgando los datos de manera tal que las drogas parecen más eficaces para reducir las enfermedades cardiovasculares y el riesgo de sufrir un ataque al corazón de lo que en realidad pueden ser.
Los autores abogan por otras estrategias beneficiosas para la salud que son conocidas por reducir el riesgo cardiovascular, tales como dejar de fumar, control del peso, el ejercicio y la reducción del estrés. También hicieron hincapié en el gran valor de una dieta baja en carbohidratos para la normalización de todos los biomarcadores de riesgo cardiovascular, con excelentes resultados, especialmente para las personas con diabetes tipo 2.
Diamond y Ravnskov concluyeron su trabajo con la declaración aleccionadora de que "Hay un gran atractivo para el público a tomar una pastilla que ofrece la promesa de una vida más larga y vivir libre de ataque al corazón. La realidad, sin embargo, es que las estatinas en realidad producen sólo pequeños efectos beneficiosos sobre las enfermedades cardiovasculares, y sus efectos adversos son mucho más importantes de lo que generalmente se conoce ".

http://www.sciencedaily.com/releases/2015/02/150220110850.htm

lunes, 23 de febrero de 2015

“Hay que eliminar la distinción entre salud y enfermedad mental”.

"Igual que la ansiedad fue la enfermedad de la posguerra y la depresión fue la de los ochenta y noventa, la época actual es la del trastorno bipolar. Así lo defiende el psicoanalista y autor británico Darian Leader, que ya dedicó un famoso libro (La moda negra, 2008) a la gestión de la melancolía, y ahora aborda el trastorno-antes-conocido-como-maniaco-depresivo en Estrictamente bipolar (Sexto Piso).
El diagnóstico bipolar se ha expandido enormemente en los últimos 20 años. Las estadísticas dicen que afecta a entre un 10% y un 15% de la población, cuando la prevalencia histórica del trastorno maniaco depresivo es de en torno a un 1%. La razón es que ha habido un cambio en la definición de bipolaridad, convirtiéndola en reflejo de algunas de las características de la vida moderna. Más y más gente encaja en esa nueva definición de bipolar.
La crisis económica trajo los contratos cortos, no hay seguridad laboral. Y estamos obligados a mostrar un entusiasmo extraordinario por cada trabajo. Incluso si vas a una clase de yoga, se te exige una entrega en cuerpo y alma. Debes afrontar cada proyecto con un entusiasmo desaforado. Eso significa que habrá un ritmo natural de agitación seguida de agotamiento, lo que puede llevar a un poco científico diagnóstico de bipolaridad.
Mire el ejemplo del colesterol. ¿Qué es el colesterol alto? Ha cambiado cuatro veces en los últimos 12 años. Lo deciden comités cuyos miembros, la mayoría, están pagados por las farmacéuticas. Ellos determinan la barrera entre la normalidad y la enfermedad. Para seguir vendiendo medicamentos debes hacer esa barrera cada vez más fluida. En el diagnóstico bipolar, por ejemplo, se han introducido gradaciones. Hay bipolar uno, dos, dos y medio, tres, tres y medio. Incluso ahora hay una categoría que es bipolar leve, que significa que respondes gravemente a las pérdidas. Cuantas más categorías, más gente será diagnosticada".

http://elpais.com/elpais/2015/02/20/ciencia/1424455845_703661.html

jueves, 5 de febrero de 2015

"Células madre con memoria: el futuro contra el cáncer".

"El sueño de destruir el cáncer con células del sistema inmune programadas para atacar a los tumores ha dado un paso de gigante. La gran esperanza se llama “célula madre T de memoria” (TSCM), y es un tipo radicalmente nuevo de glóbulo blanco del sistema inmune que reúne las dos propiedades ideales: por un lado son células madre, y por tanto tienen la capacidad de autorrenovarse de manera indefinida; y por otro tienen memoria inmunológica, por lo que conservan, también indefinidamente, su capacidad para actuar contra un agente infeccioso concreto o un tumor específico. Científicos de Milán han demostrado que pueden subsistir al menos 12 años en el cuerpo de 14 pacientes".

http://elpais.com/elpais/2015/02/04/ciencia/1423071075_030347.html

martes, 3 de febrero de 2015

"Menopausia precoz: 15 productos químicos comunes en cuestión".

 Las mujeres que tienen altos niveles de químicos provenientes de plásticos, detergentes y productos de belleza son de dos a cuatro años antes menopáusicas que aquellas con niveles más bajos de estos elementos, según un estudio estadounidense publicado en Plos Uno . Estos investigadores examinaron los niveles en sangre y orina de 111 productos químicos que se sospecha interfieren con la producción natural y distribución de hormonas en el cuerpo.
Ninguna de estas mujeres estaba siguiendo terapia hormonal ni se había sometido a extirpación de ovarios. Su edad media era de 61 años. Unos 15 productos se asociaron significativamente con la menopausia temprana y la disminución de la actividad ovárica. Entre ellos se encuentran: 4 pesticidas, 2 ftalatos, y 9 bifenilos policlorados (PCB)
"A menudo es difícil evitar la exposición a estas sustancias químicas, ya que están en el suelo, agua y aire", señala el Dr. Cooper. Si bien la mayoría de estos productos están prohibidos en los Estados Unidos, todavía se utiliza en otros lugares y todavía tienen efectos adversos en el medio ambiente. Recomienda preferir el vidrio o papel de aluminio para calentar comida en el microondas en lugar de plástico y aprender acerca de la composición de los cosméticos y productos para el hogar que utilizamos a diario.