martes, 23 de diciembre de 2014

"El sobrepeso y la obesidad provocan medio millón de nuevos casos de cáncer cada año".

"Un nuevo estudio, publicado hoy en The Lancet Oncology y realizado por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, muestra que cerca de medio millón de los nuevos casos de cáncer por año se pueden atribuir al alto índice de masa corporal de la población".

http://www.agenciasinc.es/Noticias/El-sobrepeso-y-la-obesidad-provocan-medio-millon-de-nuevos-casos-de-cancer-cada-ano

jueves, 11 de diciembre de 2014

Los Ftalatos reducen el Coeficiente Intelectual

"Los fetos expuestos a altos niveles de dos tipos de ftalatos (DNBP y DiBP), compuestos químicos ampliamente utilizados como productos plastificantes, presentarían a la edad de 7 años, un coeficiente intelectual más bajo en promedio (6.6 a 7.6 puntos en comparación con el feto menos expuesto). Esta es la preocupante conclusión de un estudio publicado Miércoles 10 de diciembre en la revista PLoS ONE".

www.sciencesetavenir.fr/sante/20141211.OBS7649/la-pollution-nous-rendra-t-elle-idiot.html

lunes, 1 de diciembre de 2014

Nos engaña nuestro cerebro?

“El cerebro nos engaña” o “tu cerebro te engaña”, son frases que van camino de ser un mito que responde a la realidad del error que transmiten los divulgadores, periodistas y científicos, sacando de contexto el fenómeno fisiológico que subyace al error que comete el cerebro cuando se le altera el marco natural de estimulación/percepción sensorial. Y es que, si bien el cerebro puede cometer errores en la interpretación de entradas sensoriales, no es cierto que engañe a nadie cuando realiza esa interpretación sensorial que finalmente es una percepción.
(...)
... cabe la posibilidad de que algunos de los factores, o la combinación de varios de ellos, puedan llevar a una interpretación errónea de lo que sucede en la realidad, generando por tanto un error del cerebro en la resolución de esa situación anómala. Pero hay que matizar: un error de interpretación no es un “autoengaño”. En el caso de que el error se produzca por una alteración artificial de los factores del entorno que inducen la interpretación no acertada del conjunto de estímulos sensoriales, habrá que tener en cuenta si esa alteración de factores ha sido provocada por otra persona, lo cual lleva a concluir que es otro cerebro el que engaña a tu cerebro; pero nunca se podrá decir que tu cerebro te engaña ante esa, o cualquier otra, situación que ha sido manipulada para tal fin.

Desde el punto de vista evolutivo, este sistema presenta ventajas evidentes en cuanto al ahorro de energía y de tiempo de procesado de información, y ha permitido la supervivencia de la especie hasta el día de hoy. Pero también es hoy cuando se dan las condiciones tecnológicas (realidad virtual, miembros artificiales, etc.) que permiten alterar el contexto o los factores en los que el cerebro ha creado su forma de interpretar el entorno, y por tanto se puede generar un error de percepción al que, casi por consenso, se ha dado en llamar “tu cerebro te engaña”.

Por tanto, si se altera artificialmente el contexto que es la fuente de entradas sensoriales, el cerebro no se autoengaña, sino que una información distorsionada incluida en el escenario desencadena una interpretación errónea. Por el contrario, cuando la interpretación del contexto no responde a la información que los sentidos aportan sobre el entorno, estaríamos ante un posible autoengaño del cerebro, pero en este caso se llama patología. Es decir, si la actividad cerebral no se corresponde con la información aportada por las entradas sensoriales estaríamos ante un fallo del sistema y no del escenario. Este sería el caso de patologías como el alzhéimer y la esquizofrenia, por ejemplo, en las que la actividad cerebral no está relacionada con la información que los sentidos aportan en un momento determinado sobre el contexto.

En el gran teatro del mundo cada cerebro es un intérprete de una obra que se escribe dependiendo de los escenarios por los que ha pasado y los cambios que sufre el escenario con el tiempo.

http://www.investigacionyciencia.es/blogs/psicologia-y-neurociencia/61/posts/el-cerebro-en-el-gran-teatro-del-mundo-12683?utm_source=rrss&utm_medium=fb&utm_campaign=fb