martes, 4 de noviembre de 2014

Los ftalatos son sustancias añadidas al plástico para mejorar sus cualidades mecánicas y de elasticidad. Este tipo de sustancias son perjudiciales para la salud ya que tienen la capacidad de alterar el sistema hormonal y producir cambios en el sistema reproductivo en dosis muy bajas, son los llamados disruptores endocrinos. 
Su regulación es bastante laxa y se encuentran prácticamente en todo nuestro alrededor: juguetes de niños, pisos, alfombras, ropa, muebles, envases de uso alimentario, etc, la forma de contaminación suele ser por contacto dérmico o contaminación de alimentos por almacenamiento. 
Se están realizando esfuerzos para reducir su utilización por la industria por ello suelen ser remplazadas por nuevas sustancias con cualidades parecidas pero en muchas ocasiones no se realizan los respectivos estudios de seguridad.
El ftalato de diisononilo (DINP) es una sustancia que se utiliza comúnmente para reemplazar el ftalato di(2-etilhexil) (DEHP), sustancia que afecta el desarrollo genital masculino.
Un nuevo estudio de casi 200 bebés suecos es el primero en vincular el DINP con cambios en el desarrollo del tracto reproductivo masculino en humanos. Concretamente afecta la distancia anogenital en los varones, considerado como un signo de masculinización incompleta, la distancia anogenital acortada en los hombres está asociada con desarrollo testicular anormal y una reducción de la calidad del semen y la fertilidad.
En 2008, Estados Unidos prohibió temporalmente el uso del DINP y otros dos ftalatos en los juguetes y productos para niños. "Esta prohibición no hace nada para proteger al feto en desarrollo", comenta uno de los investigadores.
Si bien es casi imposible eliminar la exposición a los ftalatos, es recomendable que las mujeres embarazadas reduzcan su exposición mediante la incorporación de alimentos no envasados o ​​no procesados ​​en la dieta y evitando calentar o almacenar alimentos en recipientes de plástico.


http://www.scientificamerican.com/article/plastic-chemical-linked-to-changes-in-baby-boys-genitals/

No hay comentarios:

Publicar un comentario