jueves, 30 de octubre de 2014

Curiosidades

La tos es uno de los síntomas más frecuentes en niños y una de las principales causas de visita médica. Es escasa la evidencia que apoya el uso excesivo de medicamentos sin receta para la tos aguda. Una alternativa para el tratamiento de la tos es la miel, pero los niños menores de un año no pueden consumirla por riesgo de botulismo infantil. El sirope de agave tiene propiedades similares a la miel sin el riesgo asociado de botulismo.
Investigadores compararon el tratamiento con sirope de agave, placebo o ningún tratamiento en absoluto para tos nocturna y alteración del sueño en un grupo de 119 niños que fueron asignados al azar a cada grupo de tratamiento. 
Los resultados del estudio indican que el sirope de agave y el placebo derivó en mejoría de los síntomas percibidos por los padres en comparación con el grupo que no recibió ningún tratamiento, pero tanto el sirope de agave como placebo no tuvo ninguna diferencia cuando se hizo una comparación entre ambos.
Tanto los médicos como los padres quieren un alivio sintomático de los niños con estas molestias y enfermedades comunes. El efecto placebo resultó ser significativo y merece consideración como una alternativa de atención en salud siendo los padres quienes determinaron la mejor manera de controlar los síntomas perturbadores que ocurren en el contexto de las infecciones del tracto respiratorio superior entre los jóvenes y niños. El placebo podría ofrecer beneficios, aunque con un costo económico, mientras fomenta la reducción de la prescripción inadecuada de antibióticos, concluye el estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario