lunes, 5 de noviembre de 2012

Reloj circadiano y cáncer

Describen como las celulas tumorales escapan al reloj circadiano



Los investigadores y el cáncerLos investigadores del IDIBELL han descubierto que las células de las leucemias y los linfomas presentan la pérdida de una molécula imprescindible para este reloj endógeno de nuestras células: la proteína BMAL1


Barcelona (27-11-09).-
El laboratorio de Manel Esteller, director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) ha descrito un mecanismo que explica cómo las células tumorales escapan del ritmo circadiano y funcionan de forma autónoma. El resultado de la investigación se publica en el número de la primera quincena de noviembre de la revista Cancer Research.

Los investigadores del IDIBELL han descubierto que las células de las leucemias y los linfomas presentan la pérdida de una molécula imprescindible para este reloj endógeno de nuestras células: la proteína BMAL1. La función de BMAL1 en células sanas es controlar la actividad de centenares de genes para que se expresen de forma rítmica: unos lo hacen más durante la vigilia y otros lo hacen más en etapas de descanso.
En el desarrollo del cáncer, la proteína BMAL1 deja de producirse debido a que grupos químicos metilo bloquean su expresión, como si se tratara de una señal de tráfico de STOP. De esta forma, la célula tumoral no respeta el ritmo circadiano y permanece en una fase siempre activa en la que se estimula la producción de genes causantes de cáncer (oncogenes) y se bloquean los genes protectores (genes supresores de tumores).


Aplicación práctica

Los hallazgos descritos en el artículo publicado en Cancer Research tienen una posible doble aplicación práctica. En primer lugar, el estudio de la metilación anómala del gen BMAL1 descubierta podría ser usada para planificar en qué momento del día podría ser más efectiva la administración de la quimioterapia: es lo que se denomina cronoterapia. En segundo lugar, los descubrimientos del grupo del Dr. Esteller podrían tener también una posible aplicación en el tratamiento de estos pacientes. Hoy en día, existen fármacos que son capaces de eliminar los grupos metilo anómalos que podrían ser usados para devolver la actividad de este reloj endógeno controlado por BMAL1, cosa que bloquearía el crecimiento del tumor.

Ambas posibilidades necesitan ser investigadas en estudios clínicos translacionales de nivel internacional con participación de muchos hospitales y serán el foco de futuras investigaciones en este área.
Fuente: Diariomedico.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario