martes, 25 de septiembre de 2012

Medicina biológica: glucosa o cuerpos cetónicos?

A mucha gente les pasa que se leen un libro o dos que les cautivan y ya no salen de ahí. Pienso que lo lógico es defender una postura habiendo conocido el resto. Si alguien me dice que es macrobiótico o higienista después de haber leído todo lo que se ha escrito sobre nutrición me quito el sombrero. Pero en la vida real el típico defensor de la macrobiótica o el higienismo es un tipo que se ha leído 4 libros de Michio Kushi o de Shelton, se ha quedado asombrado pensando que aquello es insuperable y no ha salido de ahí. Con los vegetarianos y veganos sucede lo mismo. Considero que todas las escuelas tienen fallos muy gordos o en el mejor de los casos a pesar de estar en lo cierto no contemplan otros factores, como por ejemplo la escuela ortomolecular que no te dice ni pío de higiene intestinal. ¡Nada!
Hasta que no encuentre caballas marcadas con carbono-14 no sabremos si la glucosa proviene del glucógeno formado previamente a la ingesta o si procede de los aminoácidos de la caballa. Pero yo me inclino por lo segundo. En principio he realizado este tipo de pruebas con el hígado vacío de glucógeno. Cuando el hígado está vacío de glucógeno no hay adrenalina que valga puesto que la adrenalina lo que hace es activar la glucogenólisis. Si no hay glucógeno no vale para nada. Es como pasa con el glucagón inyectable, te avisan en el prospecto que si estás en ayunas no te va elevar la glucemia.
Una vez realicé una prueba similar estando en cetosis profunda. Tenía el 80 mg/dl de betahidroxibutirato y solo 45 mg/dl de glucosa. Para alcanzar dichos niveles en reposo el hígado tiene que estar sin nada de glucógeno a su disposición. Pues en ese estado, una lata de atún con Creme Fraiche y MCT, en proporción 4:1 (4 veces más grasas en peso que proteína más carbohidratos) ya sube la glucemia a 76. A mí me parecía una exageración lo que te decían en los artículos de la revista epilepsia en los que afirman que incluso el azúcar de un multivitamínico masticable ya repercute negativamente sobre la cetogénesis. Ahora veo que es verdad, que incluso los carbohidratos de la verdura de hoja influyen sobre la glucemia. (No estoy diciendo que la verdura deba ser evitada). No es que valgan para hacer una carga de carbohidratos pero no pasan de largo. El caso que incluso la proteína con grasa y fibra aumenta la glucemia. ¡Y la hiperglucemia debería ser evitada a toda costa! la glucosa es la principal fuente de radicales libres mitocondriales al aumentar la actividad del complejo 1 de la cadena de transporte de electrones. Realmente, la glucosa solo es indispensable para unos pocos tejidos estrictamente glucodependientes. De ninguna manera es el combustible predilecto de las células. Además, en cetosis profunda el organismo es capaz de fabricar hasta 12 gramos de glucosa a partir de la acetona. El que exista esta ruta metabólica nos debe hacer reflexionar acerca de porqué el ser humano presenta esta interesante adaptación. Hay un blog bastante interesante que se llama nutrición evolutiva, de un tal Lucas Tafur, es muy interesante y te habla de todos estos temas desde un punto de vista bastante riguroso aunque como todos los de este mundillo incurre en el error de demonizar a la glucosa sin mencionar que el exceso de proteína también es igualmente funesto.

Yo pienso que o cetosis o glucosa, nada de medias tintas. Si no le das glucosa al cerebro y tampoco elevas los suficiente los cuerpos cetónicos te sube el cortisol y empiezas a degradar masa muscular, atrofiar el timo y el hipocampo y mil historias más. Lo de los psicópatas puede ser una especie de fenómeno de Somogyi. Cuando a un diabético que no come muchos carbohidratos le administran mucha insulina, al día siguiente tiene la glucemia por las nubes. Se debe a que durante la noche la glucemia cae tan bajo que se disparan la adrenalina, somatotropina y glucagón, todas ellas hormonas hiperglucemiantes pero también cetogénicas. Seguramente la cetosis es la consecuencia de una hipoglucemia severa más que la causa de las loqueras de esa gente.

Por otro lado, yo he hecho también dietas vegetarianas crudívoras y me he puesto a morir con una anemia que parecía una tiza de pálido que estaba, tiritaba a 15 grados, necesitaba dormir 15 horas diarias o más y de retentiva nada. Tras cuatro meses y quedarme en 45 kilogramos decidí comer un plato de arroz. Al día siguiente estaba nuevo. El caso es que la fruta no alimenta tanto como el almidón. Lo he comprobado, comes kilos y kilos de fruta y adelgazas. Metes patata o arroz y recuperas el peso. Pienso que es debido a que la fructosa agota todo el ATP del hígado al metabolizarse. Las tablas de calorías dirán lo que quieran, pero comiendo solo fruta no engordas nada aunque comas 3000 calorías. Lo he comprobado mil veces. Las dietas a base de fruta, oleaginosos y verdura NO FUNCIONAN y si ves a la mayoría de los crudívoros están esqueléticos y del Balta mejor no hablar, bochornoso, si te lo cuento alucinas.

Ya está, no hay más que eso, la medicina de vademécum sencillamente no vale

Tengo el libro de Michael Lesser, del cuál Claude Lagarde extrajo muchas gráficas de su libro "entender la nutrición celular activa". Tengo gráficas de curvas impresionantes. El Dr. Atkins tiene un capítulo magistral acerca de como interpretar las curvas basándose en 10 conceptos. El libro se llama la dieta de la superenergía. El Dr. Atkins insistía mucho acerca de corregir la hipoglucemia, pero claro, a costa de generar un terreno baso-colítico.

El tema es que la fructosa debe fosfatarse para ser metabolizada ¿De donde sale el fosfato? pues del Adenosín triFOSFATO. Con la fructosa gastas ATP para nada. Y encima ATP hepático, ahí es nada.

Pero el caso es que aunque la curva salga muy bien, siempre hay algo de hipoglucemia reactiva, siempre. La glucosa te aporta energía para un par de horas (Todo exceso se acumula como grasa) pero induce una secreción de insulina que inhibe la degradación de glucógeno hepático y la gluconeogénesis durante 5 horas, mientras tanto el cerebro sigue consumiendo como un sibarita, sin abrocharse el cinturón y hala hipoglucemia al canto.

La ventaja de depender de los cuerpos cetónicos es que la liberación de ácidos grasos es constante por lo que no hay esas fluctuaciones. Con la glucosa, tienes que comer cada pocas horas para que no te baje pero sin pasarte para que no te suba demasiado y no haya hipoglucemia, es un rollo. Con la cetosis, el organismo tira del tejido adiposo y se autorregula fabricando la glucosa que necesita a partir del glicerol y la acetona.

Resultado, menos catecolaminas, menos cortisol y más DHEA.

Parece de cuento de hadas...

No puede ser tan bonito. Los cuerpos cetónicos paracen ser más eficientes a la hora de conseguir energía, pero ¿cómo actúan en la expresión genética? ¿en el mecanismo redox a largo plazo? es lo que te dije una vez: muéstrame 10000 personas durante 50 años haciendo esta dieta y entonces sí podremos sacar conclusiones válidas para mí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario