lunes, 4 de junio de 2012

Hipoxia, obesidad e inflamación


Nutrientes + O2 = CO2 + H2O

Disponibilidad del oxígeno: En Perú, en la ciudad más alta del mundo, hay un 10,5% de oxígeno. A nivel del mar, disponemos de 21%; a 2000-3000 metros (avión), 15,6%; en Everest, 7%.

Oxígeno y enfermedad:

Hay una hipótesis en la que se afirma que la carencia de oxígeno es inductora de enfermedad en sí, ya que hay una relación entre enfermedades en las que falta el oxígeno: obesidad, pneumonía, COPD, síndrome del distrés respiratorio, displasia broncopulmonar, fallo cardiaco, fibrósis quística, etc., y enfermedades inflamatorias. La obesidad en sí aumenta la enfermedades inflamatorias porque el tejido adiposo tiene la capacidad de secretar TNFalfa, IL-6, IL-8, IL-10, MCP-1, MIF, haptoglobin, PAI-1, etc. También aumenta la leptina y disminuye adiponectina que es antiinflamatoria.

Hipótesis: la hipoxia es una respuesta inflamatoria del tejido adiposo y estimula la angiogénesis:

  • La gente obesa no aumenta su volumen sanguíneo.
  • Los adipocitos large are further from the vasculature.

Los adipocitos aumentan en número y en tamaño y la sangre es la misma. O sea que es más difícil que llegue la sangre a los adipositos, y además ya de por sí es difícil que los adipocitos obtengan oxígeno por su carácter graso.

La hipoxia en los adipocitos humanos aumenta las adipokinas proinflamatorias y disminuye las adipokinas antiinflamatorias (Wang et al 2007, Pflügers Archiv Eur J Physiol). A más obesidad, más hipoxia en los tejidos (Hosagai et al., 2007, Diabetes). La presión de oxígeno en los delgados es 48 milímetros de mercurio y en los obesos, 15 milímetros de mercurio (Brahimi-Horn). La conclusión es que la obesidad produce hipoxia y la hipoxia produce inflamación; el Hipoxie Inducing Factor (HIF-1alfa y HIF-1beta) se expresan más en condiciones de hipoxia (se ha demostrado con el HIF-1alfa: Tray hurn et al., 2009, Adipobiology). Si disminuye el oxígeno, aumenta HIF1, aumenta el lactato y aumenta la glucosa (González-Muniesa, Nutrigenomics 2011). Aumenta la expresión y secreción de IL6, leptina, VEFG y disminuye la expresión y secreción de adiponectina.

ESTUDIOS DE TERAPIA CON OXÍGENO:

En pacientes agudos obesos, la hiperoxia disminuye IL-1, IL-6; TNFalfa, etc. Y aumenta la adiponectina (P. Quintero, F.I. Milagro, J. Campion, J.A. Martínez, 2010). Se está ensayando con cámara hiperbárica en hospital.

No hay diferencias con hiperoxia en peso, colesterol, glucosa, etc.

 Personas que sufren hipoxia pueden desarrollar efectos secundarios como los del mal de altura: naúseas, fatiga, taquicardia, edema, diarrea, edema pulmonar, edema cerebral, hemorragia retinal, etc.

En hipoxia se pierde peso porque se pierde músculo; se gana porcentaje de grasa.

El tratamiento de la hipoxia aumenta la función respiratoria; aumenta sensibilidad a la insulina; protege sistema cardiovascular; disminuye peso. Se va a intentar obtener los mismos resultados mediante la actividad física.

No hay comentarios:

Publicar un comentario