martes, 22 de mayo de 2012

MULTA A DANONE Y OBLIGACIÓN DE QUITAR SU PUBLICIDAD ENGAÑOSA

Los probióticos siguen sin tener la aprobación de la EFSADanone advierte sobre el fin de los probióticos
Pierre-Hubert Cuipers de Danone lanzó una alerta al declarar que la categoría de los probióticos podría desaparecer si la legislación europea rechaza los reclamos de nutrición y salud de distintas cepas.
Viernes, Febrero 10, 2012
Cuipers señaló que esta denominación que se estableció para destacar los beneficios sobre la salud podría tener que replantearse y que en ese caso sería necesario buscar otra identidad para la categoría de los probióticos.
Artículos Relacionados:
Probióticos: Estudios rigurosos para complacer a la EFSA
La EFSA refuta estudio de Danone
EFSA rechaza de nuevo los probióticos de Danone y Yakult A pesar de la polémica alrededor de los probióticos, Danone sigue apoyando la regulación europea para los reclamos de nutrición y salud de los alimentos (NHCR).
Según Cuipers, si el calendario legislativo de la Unión Europea se cumple, es posible que este año el término probiótico sólo pueda usarse tras recibir una aprobación expresa de la Comisión Europea.
Danone considera que el término probiótico no necesariamente debe ser considerado un reclamo de salud pero Cuipers señaló que muy probablemente la industria tendrá que adaptar el lenguaje de su comunicación a la nueva normativa europea.
Reclamos revaluados
Aunque por el momento el uso del término probiótico seguirá dependiendo de los permisos concedidos por los estados miembros de la Unión Europea, Danone ya está revaluando los reclamos de sus productos.
Danone está replanteando sus reclamos porque ha empezado a dar por perdida su pelea contra la EFSA alrededor de los probióticos.Actualmente Danone factura US$ 5.300 millones gracias a las ventas de Activia y Actimel, dos de sus productos probióticos que representan cerca del 25% de sus ingresos totales.
En el mercado europeo las ventas de Activia y Actimel se han mantenido estables a pesar no sólo de los cambios en la legislación comunitaria con respecto a los reclamos sino también de la mala prensa que desde hace unos años vienen recibiendo los probióticos.
En varias ocasiones la Unión Europea no ha autorizado los reclamos de Activia y Actimel porque considera que las argumentaciones de Danone no respetan los lineamientos y los requerimientos de la European Food Safety Authority (EFSA).
¿Un nivel de exigencia demasiado alto?
El profesor Ger Rijkers de la Roosevelt Academy de Holanda criticó a la EFSA por poner un listón excesivamente alto que prácticamente ningún producto podrá superar.
Según Rijkers, la metodología a través de la cual la EFSA definió sus lineamientos y requerimientos no respeta los estándares establecidos en prestigiosas revistas científicas cuya autoridad está más que comprobada.
La EFSA ha recibido nuevamente alrededor de 70 expedientes de probióticos que deberá reevaluar porque el resultado de su primera evaluación ha sido seriamente cuestionado.

BUENO, YO NO CREO QUE LA OBESIDAD SEA CULPA DE LAS BACTERIAS, PERO CUANDO EL RÍO SUENA, POR LO MENOS HAY QUE PARARSE A PENSARLO...


DANONE OBLIGADO A RETIRAR SU PUBLICIDAD ENGAÑOSA DESPUÉS DE 15 AÑOS DE MACHAQUE Y DAÑOS.
Ya es oficial desde finales de septiembre de 2011 ya no hay publicidad en la televisión (francesa)
                                            
El  « estudio sobre el bote de yogurt » que ha lanzado Didier Raoult*, investigador francés, en la prestigiosa revista científica « Nature » de septiembre de 2009 a acabado por dar resultados.
 
 
Los pro bióticos que Danone añade a saco en diversos yogures son según las alegaciones de la marca expuestas en la televisión, supuestamente« refuerzan » las defensas inmunitarias. Hay más de 1 millardo por bote de Activia o de Actimel (1 millardo = mil millones)
Lo bueno es que estas bacterias “activas y vivas”, según Danone, son las mismas que las que se utilizan desde hace mucho tiempo enla cría industrial como activadores del crecimiento para hacer engordar más rápidamente a los cerdos y pollos.
Un cerdo atiborrado de pro bióticos, gana un 10% en la báscula.
 
O sea que Danone nos incita a criar a nuestros niños como cerdos o pollos???
 
De hecho, a principios de año, los investigadores han tenido la idea de comparar la flora intestinal de los obesos y de los no obesos.Y oh, sorpresa, los primeros estaban atiborrados de pro bióticos, esos que se encuentran precisamente en los yogures « santé plus »
 
Didier Raoult Comenta : «Se han autorizado para la alimentación humana activadores de crecimiento utilizados en la cría (de animales), sin pararse a saber cuál sería el efecto sobre los niños »De golpe, éste ha reclamado estudios para conocer el papel preciso de TODOS los productos lácteos en la epidemia de obesidad infantil.
 
Por otra parte no son solo los niños los que son víctimas de esta superchería : «He encontrado numerosas mujeres rellenitas  a pesar de estar sub alimentadas, y que buscaban adelgazar desesperadamente limitándose a varios yogures al día y algunas chucherías”. Y, desesperante desilusión, continuaban engordando, y estaban cada vez más cansadas y frágiles…
Finalmente, los sembradores de alerta independientes han acabado por mover a los servicios oficiales antes de que el escándalo no explote a la luz del día
Es así como acaban de meter presión sobre el grupo Danone, obligándole, según los términos delicados de los grandes periódicos, « a revisar su copia »(Un monstruo como Danone, eso se negocia). Hay que darse cuenta de todos modos que esto podría ser un duro golpe para el lobby ya que los grupos Actimel Europa y Activia Europa pesan en conjunto más de 1,5 millardos de euros sobre una cifra total de Danone de 15 millardos, o sea un 10%  (1 millardo = 1.000 millones)
Pero no nos preocupemos por esta empresa de tramposos, ya que entre sus discretas e inteligentes maniobras de retirada de publicidad y la adición de muchos de los consumidores, no hay realmente “fuego en el lago”, mientras esperamos que nos inventen otra “ensalada a la moda”



*Didier Raoult es profesor de microbiología y especialista en enfermedades infeccciosas. Dirige la Unidad de Investigación de Enfermedades Infecciosas y Tropicales Emergentes (URMITE) de Marsella. A los 58 años le ha sido concedido el Gran Premio Inserm 2010 por el conjunto de sus trabajos sobre agentes patógenos y su descubrimiento de virus gigantes.

EFSA:

Following an application from Danone Produits Frais France submitted pursuant to Article 14 of Regulation (EC) No 1924/2006 via the Competent Authority of France, the Panel on Dietetic Products, Nutrition and Allergies was asked to deliver an opinion on the scientific substantiation of a health claim related to a fermented milk drink Actimel® containing Lactobacillus casei (Lc) DN-114 001 and reduction of the presence of Clostridium difficile toxins in the gut which reduces the incidence of acute diarrhoea. The Panel considers that the food constituent, Actimel®, which is the subject of the health claim, is sufficiently characterised. The Panel considers that reducing the risk of Clostridium difficile diarrhoea by reducing the presence of C. difficile toxins is a beneficial physiological effect. In total the applicant indicated seven publications on human studies, three unpublished human studies, eight published and one unpublished non-human studies to be pertinent for the claimed effect. In weighing the evidence, the Panel took into account that human and animal studies showed partial survival of Lc DN-114 001 during its gastrointestinal passage, that one human intervention study with Actimel® which showed a statistically significant risk reduction for CDAD had considerable limitations, that there were only limited data on the effect of Actimel® on the reduction C. difficile toxins (the risk factor) in humans, that one study which showed an inhibitory effect of Lc DN-114 001 on the growth of C. difficile in vitro does not predict the occurrence of an effect against C. difficile in humans, that five further human studies do not support the proposed mechanisms by which Actimel® could exert the claimed effect, and that the evidence provided from a further two animal and three in vitro studies does not establish that effects of Actimel® or Lc DN-114 001 in these model systems related to immune function and infection can predict the occurrence of such effects in humans. The Panel concludes that the evidence provided is insufficient to establish a cause and effect relationship between the consumption of Actimel® and a reduction of the risk of C. difficile diarrhoea by reducing the presence of C. difficile toxins.
© European Food Safety Authority, 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario