jueves, 31 de mayo de 2012

El secreto de la longevidad: mujer, separada, alcohol y comedora de zanahorias


Hay muchos genes regulados por el ácido retinoico. En el cerebro por ejemplo, RARalfa, RARbeta, RXRalfa, RXR beta, RXRgamma, CRABR; también factores de crecimiento como el p75, NGF, BDNF, TrkA, TrkB; etc.

Se ha constatado una alteración del metabolismo de la vitamina A en el envejecimiento (Borel et al, 1998; Azäis-Bresco 1995; Dawson et al., 1999; etc.).

También parece que tiene influencia los retinoides en la memoria durante la vejez (visto en ratones): durante la vejez disminuye la actividad de las señales retinoides; hay una hipoexpresión de RAR/RXR (en el hipocampo); se producen desórdenes neurobiológicos (modificaciones de la plasticidad sináptica por ejemplo); déficits de memoria (Etchamendy et al., J. Neurosci, 2001); etc.

El ácido retinoico contribuye a mantener la memoria: los ratones se hacen más listos al suplementar ácido retinoico y cuantos más días toman, más memoria tienen.

Se crean nuevas neuronas a partir de proliferación de células del tallo. Si hay deficiencia de vitamina A disminuye un 32% la proliferación celular y se encuentran menos células inmaduras nuevas (disminuyen un 25%).

La suplementación de vitamina A puede ser una estrategia para retrasar el envejecimiento: en ratones suplementados de 10 a 17 meses (lo que en hombre corresponde de los 50 años hasta la muerte), en la 1ª etapa no hay cambios, pero en la 2ª etapa en la prueba de memoria que se les hacen, los ratones viejos pasan de acertar un 50%  a acertar un 70%, y los ratones jóvenes aciertan un 75%.

Conclusión: el envejecimiento es una disrupción en la señal retinoide, y de momento se recomienda en déficits patológicos.

En un estudio en humanos en el que se valoró el retinol del plasma con la calidad de vida y calidad dietética en personas más mayores, en tres ciudades, se encontró que en las mujeres y en individuos separados y divorciados presentaban un nivel mayor de retinol en plasma. También el retinol aumentaba en plasma con los ingresos, pero no con la edad ni con el nivel educacional. También se correlaciona positivamente con la ingesta de vísceras y vasos de alcohol por semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario