lunes, 5 de marzo de 2012

Patología de vesícula biliar. Frecuente en mujeres, deportistas y mayores de 50 años: eructos, dispepsias, etc.


La vesícula biliar es un órgano con forma de pera ubicado debajo del hígado. Almacena bilis, un líquido producido por el hígado para digerir las grasas. Cuando el estómago y el intestino digieren los alimentos, la vesícula biliar libera bilis a través de un tubo denominado conducto biliar común. Ese conducto conecta a la vesícula biliar y el hígado con el intestino delgado.

Es más probable que la vesícula cause problemas si algo obstruye el flujo de bilis a través de los conductos biliares. Eso suele ocurrir con los cálculos biliares. Los cálculos se forman cuando hay sustancias en la bilis que se endurecen. Las crisis por cálculos suelen presentarse después de las comidas. Los signos de una crisis por cálculos incluyen nauseas, vómitos o dolor en el abdomen, la espalda o debajo del brazo derecho.

Los cálculos biliares son más comunes entre los adultos mayores, las mujeres, las personas con sobrepeso, los indios norteamericanos y los mexicanos americanos. El tratamiento más común es la remoción de la vesícula biliar. Afortunadamente, la vesícula biliar no es un órgano imprescindible para la vida. La bilis tiene otras vías para llegar al intestino delgado.

LA LITIASIS O COLELITIASIS SE DEFINE COMO LA PRESENCIA DE CÁLCULOS dentro de la vesícula biliar. Hay dos tipos con características epidemiológicas y factores de riesgo distintos:

Litiasis de colesterol: se forma por anomalías en el metabolismo de las sales biliares y del colesterol. Supone el 75% de las litiasis en los países occidentales.

Litiasis pigmentaria: se forma por anomalías en el metabolismo de la bilirrubina (un pigmento presente en la bilis). Supone el 25% restante en países occidentales.

Entre los factores que se relacionan con la aparición de litiasis por colesterol se encuentran la predisposición genética, las dislipemias (exceso de triglicéridos o bajo nivel de HDL-c -el llamado buen colesterol-), la obesidad y también los descensos bruscos de peso (disminuye la cantidad de ácidos biliares de la bilis y se enlentece el vaciamiento de la vesícula), el tratamiento con estrógenos, las dietas pobres en fibra y ricas en grasas, la infección de vías biliares y las enfermedades crónicas del hígado como la cirrosis. En la litiasis pigmentaria, los cálculos son debidos a la sobresaturación de la bilis por bilirrubina, cuyo mecanismo es complejo y aún desconocido. El tratamiento médico depende de cada caso (cirugía, tratamiento disolutivo oral con ácidos biliares, litotricia biliar extracorpórea, tratamiento disolutivo por contacto). En cuanto al papel de la dieta, una alimentación adecuada puede colaborar en la prevención de la colelitiasis, y en personas ya afectadas, facilitar el reposo del órgano, y con ello, prevenir los síntomas agudos de cólico biliar y las dispepsias o molestias digestivas.



La Gamma GT (tambien GGT o Gamma Glutamil Transpeptidasa) es una enzima localizada principalmente en el higado y vias biliares.

Se pide en el contexto de pruebas hepaticas, junto a GPT (ALT), GOT(AST), Fosfatasa alcalina (ALP) y bilirrubina total (BT).

Se usa para evaluar alteraciones en el higado y, sobre todo, en problemas de obstruccion de los conductos biliares.

Junto con la Fosfatasa Alcalina son las primeras en elevarse en casos de daño hepatico producido por el alcohol.

Los valores normales van de 8 a 38 U/L.

Niveles aumentados de GGT pueden indicar:

·   Alcoholismo

·   Obstrucciones en los conductos biliares.

·   Cirrosis

·   Enfermedades viricas (Hepatitis, mononucleosis).

·   Medicamentos toxicos para el higado

·   Tumor hepatico .

·         Dolor agudo e intermitente en el abdomen
El principal síntoma de una enfermedad de la vesícula biliar es un dolor agudo o intermitente en el abdomen. Indigestión, gases, sentimiento de estar lleno luego de comidas, constipación y náusea son otros síntomas usuales.
The main symptom of gall-bladder disease is acute or intermittent pain in the abdomen. Intolerancia a las grasas, mareos, ictericia, anemia, acné y otras lesiones también pueden ocurrir. La principal causa de desórdenes de la vesícula biliar es la sobre nutrición resultando en una excesiva ingesta de carbohidratos refinados, especialmente azúcar. La sobre nutrición también deriva en un aumento de la secreción de colesterol. Comidas ricas en grasas pueden causar un ataque de dolor de la vesícula biliar o cólicos con cálculos. Otras causas son la constipación crónica, salud pobre, factores hereditarios y estrés. Los chinos relacionan los desórdenes de la vesícula biliar con la emoción del enojo.



·         Remedios caseros para los desórdenes de vesícula biliar

·         Tratamiento de la vesícula biliar usando remolacha
Jugos frescos de remolacha y los jugos de zanahoria y pepino en cantidades de 100ml cada uno, son uno de los limpiadores más finos de la vesícula biliar. Este jugo combinado ha probado ser benéfico en el tratamiento de todos los desórdenes relacionados a éste órgano, y debe ser tomado dos veces al día.

Tratamiento de desórdenes de vesícula biliar usando peras
La pera es otro excelente remedio para los desórdenes de vesícula biliar. Esta fruta o su jugo deben ser tomados deliberadamente por el paciente con resultados benéficos. Ejercita un efecto de curación especial en todos los desórdenes de vesícula biliar, incluidos los cálculos.

Tratamiento de la vesícula biliar usando achicoria
Las flores, semillas y raíces de achicoria o endivia son consideradas valiosas en los desórdenes de vesícula biliar. La decocción de alrededor de 30-60ml de las flores, semillas y raíces pueden ser usadas tres veces al día con resultados benéficos en el tratamiento de éstos desórdenes. El jugo de endivia o achicoria en casi cualquier combinación promueve la secreción de bilis y es, por lo tanto, muy bueno tanto para el hígado como para las disfunciones de vesícula biliar.

Tratamiento de la vesícula biliar usando diente de león
El diente de león tiene un efecto benéfico en la vesícula biliar. Aproximadamente 125ml de jugos de diente de león y berro deberían ser tomados 2 veces al día. Combinado con una dieta vegetariana, sin mucha azúcar y fécula, éstos jugos ayudan a normalizar la vesícula biliar.

Tratamiento de la vesícula biliar usando aceites de oliva y girasol
Una cura de aceite fue defendida por algunos practicantes de las curas naturales para remover los callos. Aceites vegetales de oliva o girasol, no refinadas, naturales son usadas. El procedimiento consta en tomar 30ml de aceite vegetal, preferentemente aceite de oliva, como primera cosa en la mañana y acompañarla inmediatamente con 120ml de jugo de pomelo o jugo de limón. Éste tratamiento debería ser hecho cada mañana por varios días, incluso semanas, si es necesario.



·         Dieta para desórdenes en la vesícula biliar

·         Los pequeños cálculos usualmente pueden ser eliminados con una cura dietética. En casos de inflamación aguda de la vesícula biliar el paciente debe ayunar de 2 a 3 días hasta que la condición aguda se vaya. Nada excepto agua debe ser tomado durante éste período. Luego de la ayuna el paciente debe ingerir jugos de frutas y vegetales por unos días. Zanahorias, remolacha, pomelo, peras, limones o uvas pueden ser ingeridas en la forma de jugos. De allí en más, el paciente debería adoptar una dieta balanceada, con énfasis en vegetales crudos y cocinados, jugos de frutas y vegetales y una moderada cantidad de frutas y semillas. Yogurt, requesón y una cucharada sopera de aceite de oliva dos veces al día deberían también ser incluidas en la dieta. El paciente debería evitar carnes, huevos, grasas animales, comida procesada y desnaturalizada, comidas fritas y grasosas, carbohidratos refinados, alcohol, productos hechos con azúcar y café, así como también picantes, condimentos y picles. El paciente debería comer frecuentemente pequeñas comidas en lugar de tres grandes comidas.



·         Otros tratamientos para la vesícula biliar

·         Aplicación de bolsas calientes o fomentación del área abdominal superior
El dolor de los cólicos con cálculos puede ser aliviado con la aplicación de bolsas calientes o la fomentación del área abdominal superior.

Enema de agua tibia, ejercicio físico
Un enema de agua tibia a temperatura corporal ayudará a eliminar acumulaciones fecales si el paciente está constipado. Ejercicio físico también es esencial. La cirugía se vuelve necesaria si los cálculos son muy grandes o en casos donde han estado presentes por mucho tiempo.



LA RESPUESTA DIETÉTICA


La mayoría de las litiasis biliares presentan cálculos de colesterol y se asocian a un cierto sobrepeso. Por tanto, el tratamiento dietético propone:

El consumo de una alimentación variada, pobre en grasas y colesterol.

El control de la ingesta calórica en caso de sobrepeso u obesidad, para conseguir de forma gradual el normopeso.

La atención a otras características básicas: distribución de las comidas, técnicas culinarias que proporcionen una mayor digestibilidad de los alimentos, fuentes más adecuadas de fibra, etc.

Los alimentos con menor índice de tolerancia suelen ser: flatulentos, coleréticos (aumentan la secreción de bilis en el hígado) y colagogos (favorecen el vaciamiento de la vesícula biliar).




RECOMENDACIONES DIETÉTICAS


- Llevar a cabo una alimentación saludable y con un aporte energético que permita de forma progresiva normalizar el peso en caso de sobrepeso u obesidad.

- Fraccionar la dieta en cuatro tomas sin saltarse ninguna.

- Evitar tanto el ayuno como las comidas copiosas, porque tienden a aumentar la incidencia de litiasis biliar.

- Preferir los alimentos grasos en crudo, ya que mejora su tolerancia digestiva (aceite, mantequilla o margarina).

Para reducir la cantidad de grasa de la dieta:

Grasa como condimento

- Limitar: aceites, mantequilla, margarinas, manteca de cerdo y sebos, nata, crema de leche, salsas tipo mayonesa, bechamel, sofritos, etc.

Alimentos grasos

- Consumir las carnes y aves sin piel ni grasa visible. Preferir los cortes magros y desgrasar los caldos.

- Preferir el pescado blanco al azul, ya que tiene menos grasa.

- Tomar los lácteos desnatados o bajos en grasa. Evitar los completos y enriquecidos en nata.

- Elaborar las tortillas o revueltos con poco aceite.

- Evitar aguacates, aceitunas y frutos secos.

- Omitir productos de pastelería ricos en grasa.

- Evitar alimentos flatulentos y aquellos que estimulan las secreciones digestivas: café, descafeinado y té fuertes, zumo de naranja y bebidas alcohólicas.

- No tomar bebidas gaseadas.

- No consumir cantidades excesivas de azúcar.




ALIMENTOS ACONSEJADOS, PERMITIDOS Y LIMITADOS


ALIMENTOS ACONSEJADOS

- Leche y lácteos: Productos desnatados.

- Carnes, pescado, huevos y sus derivados: Carnes con poca grasa, pescado blanco, huevos revueltos, en tortilla, escalfados o pasados por agua, fiambre de pollo o pavo.

- Cereales, patatas y legumbres: Todos salvo los indicados en "alimentos limitados". Evitar la legumbre cocinada entera.

- Verduras y hortalizas: Todas salvo las indicadas en "alimentos limitados". Se suelen tolerar mejor cocidas y en puré.

- Frutas: Frescas maduras, batidas, asadas, en compota, en puré.

- Bebidas: Agua, caldos desgrasados, infusiones suaves, zumos no azucarados (salvo el de naranja), bebidas sin gas.

- Grasas: Aceite de oliva y semillas (girasol, maíz, soja), mantequilla o margarina (se toleran mejor en crudo)

- Otros productos: Mermeladas en desayunos, con moderación.



ALIMENTOS PERMITIDOS (consumo moderado y ocasional)

- Leche y lácteos: Cuajada y yogur entero, natural, de aromas o con frutas, queso fresco tipo Burgos.

- Jamón serrano y jamón york magros

- Cereales: Cereales de desayuno azucarados ni integrales, galletas tipo María.

- Legumbres: Pasadas por el chino o pasapurés para eliminar los "hollejos", probar tolerancia.

- Bebidas: Zumos comerciales (no ácidos ni de naranja), fruta en almíbar sin el jugo.

- Grasas: mayonesa light (menos grasa que las convencionales).

- Otros productos: Miel (puede dar acidez), bollería y repostería sencillas (las que en composición más se parecen al pan: bollo suizo, bizcochos de soletilla), gelatina de frutas.



ALIMENTOS LIMITADOS (consumir de forma esporádica o en pequeñas cantidades)

- Leche y lácteos: Todos, salvo los indicados en alimentos aconsejados y permitidos.

- Carnes grasas, productos de charcutería, embutidos grasos, foie gras, patés, vísceras, pescado azul, huevos duros, pescados en escabeche o en salazón (bacalao, arenques...).

- Cereales y legumbres: Pan fresco recién horneado tipo baguette y pasta poco cocida (fermentan en el estómago y crean molestias), cereales integrales y legumbres cocinadas con ingredientes grasos (morcilla, tocino...).

- Verduras: Flatulentas (col, coliflor, repollo, coles de Bruselas, alcachofas, cebolla y pimiento en crudo)

- Frutas: Fruta no madura y cruda, frutas ácidas, naranjas, frutas secas y frutas confitadas.

- Bebidas: Café, descafeinado y té fuertes, bebidas con extractos de café o de guaraná, zumo de naranja, bebidas con chocolate, con gas y las alcohólicas.

- Grasas: Todas.

- Otros productos: Fritos grasos, pastelería y repostería, chocolate y salsas grasas, salsas picantes.




CONOCE ALGO MÁS


PREGUNTAS CON RESPUESTA

En caso de cálculos de colesterol, ¿puede tomarse zumo de naranja?

Los cítricos, en especial la naranja y su zumo, tomados en ayunas provocan un vaciamiento brusco de la vesícula biliar (efecto colagogo), por tanto, en caso de cálculos no resulta aconsejable.

¿Es lo mismo tomar jamón de york que fiambre de pavo?

El jamón de york, en contra de lo que piensan muchas personas es incluso más graso que el serrano. El fiambre de pavo es menos graso que los anteriores, por lo que es más recomendable en regímenes con control de grasa. Por otro lado, podemos consumir el jamón serrano sin el tocino o bien encontrar en el mercado jamón york y otros fiambres especiales bajos en grasa (3/conoce-algo-mas% de materia grasa), por lo que también estaría recomendado su consumo (véase etiquetado).

DEBATE, HABLAN LOS CIENTÍFICOS

Los últimos avances científicos mencionan que una dieta rica en fibra con moderado aporte graso (de alimentos y condimentos), puede prevenir o reducir el riesgo de formación de cálculos biliares. Las sales biliares se forman en el hígado a partir del colesterol. Se segregan unos 30 gramos del mismo al día en la bilis. La mayor parte de estas sales son reabsorbidas y recicladas. Es la insolubilidad del colesterol cuando se encuentra en altas concentraciones en la bilis, lo que ocasiona la formación de cálculos. La fibra arrastra una porción de estas sales (y del mismo colesterol, que también se segrega en la bilis) para ser excretada a través de las heces en lugar de ser reabsorbida, dando lugar a una bilis con menos colesterol y por tanto menor riesgo de cálculos de colesterol.

¿CÓMO COCINAR Y CONDIMENTAR?

- Preferir aquellas técnicas culinarias que menos grasa aportan a los alimentos: al agua -cocido, hervido, al vapor o escalfado-, rehogado, a la plancha, al horno y papillote.

- Evitar: fritos, rebozados, empanados, guisos y estofados .

- Para que la comida resulte más apetitosa se pueden emplear diversos condimentos:

- Ácidos: vinagre de manzana o vino, zumo de limón.

- Aliáceos: evitar los carminativos que estimulan las secreciones digestivas -ajo, cebolla, chalota, puerro- según tolerancia individual

- Hierbas aromáticas: Ayudan a la digestión el estragón, eneldo, laurel, tomillo, romero...

- Evitar las especias fuertes: pimienta (negra, blanca, cayena y verde), pimentón, guindilla.

ADEMÁS... (no todo es comer)

Se recomienda hacer diariamente ejercicio suave (pasear, gimnasia de mantenimiento) sin realizar grandes esfuerzos.

1 comentario:

  1. B. Tardes. Tomo hepar pasc de laboratorios pascoe ya que tengo una hiperplasia nodular focal en higado y una gamma gt de 300 pero no consigo bajarla. Usted me podria dar algun remedio bien sea casero u homeopatico? Le estaria muy agradecida. Muchas gracias

    ResponderEliminar