lunes, 12 de marzo de 2012

Gastritis; ardor; acidez; dolor de estómago; dolor dorsal; tos seca. Omeprazol

GASTRITIS

El concepto de gastritis incluye cualquier tipo de inflamación de la mucosa gástrica, tanto aguda como crónica. En las gastritis crónicas se puede dar la atrofia y desaparición de las células parietales del estómago, que implica la alteración de la secreción de ácido clorhídrico y factor intrínseco. Esta alteración, a su vez, ayuda a cronificar la patología.

Las gastritis se pueden clasificar según los diversos tipos:

• Gastritis erosiva y/o hemorrágica crónica: en general corresponden a inflamaciones agudas de la mucosa del estómago, aunque pueden existir gastritis erosivas de evolución crónica:
      Gastritis erosiva aguda.
      Gastritis erosiva crónica.

• Gastritis no erosiva crónica de tipo inespecífico: se identifican con procesos inflamatorios inespecíficos del estómago o fenómenos inflamatorios acompañados de afecciones como la úlcera péptica.
      Gastritis tipo A (cuerpo y fundus).
      Gastritis tipo B (antro).
       
• Gastritis específicas: en este grupo se incluyen las inflamaciones específicas que corresponden a enfermedades bien sean limitadas al estómago o formando parte de un proceso inflamatorio:
      Gastritis hipertrófica (enfermedad de Menétrier).
      Gastritis granulomatosa.
      Gastritis esosinófila.
      Hiperplasia linfoide.
      Gastritis infecciosa.

ETIOLOGÍA

La gastritis puede estar causada por:
• Infección bacteriana como el Helicobacter pylori.
• Infección vírica.
• Enfermedades autoinmunes como la anemia perniciosa.
• Reflujo biliar.
• Alcohol.
• Tabaquismo.
• Secundario a la toma de medicación como ácido acetilsalicílico.
• Vómitos crónicos.
• Exceso de secreción de ácido clorhídrico secundario al estrés.
• Ingestión de sustancias corrosivas o caústicas.


SÍNTOMAS

      Pirosis (ardor).
      Naúseas.
      Vómitos.
      Dolor epigástrico.
      Anorexia.
      Distensión abdominal.
      Vómitos en poso de café o deposiciones negras, si es secundaria a una úlcera sangrante.
      Tos seca, crónica, que se agudiza después de las comidas.
      Afonías recurrentes.

TRATAMIENTO

PAUTAS DIETÉTICAS GENERALES:

• Evitar el tabaco y el alcohol.
• En el caso de que la gastritis esté ocasionada por reflujo y presente obesidad o sobrepeso, se aconseja reducir peso.
• Comer despacio, de forma relajada y con la boca cerrada para evitar la entrada de aire y la consiguiente formación de gases que provocarían mayores molestias.
• Dieta fraccionada en 5 o 6 ingestas de poco volumen.
• La ingesta de líquidos está aconsejada después de las comidas.



ALIMENTOS Y TÉCNICAS DE COCCIÓN RECOMENDADAS:

• Los métodos de cocción indicados son el hervido, vapor, horno a baja temperatura (inferior o igual a 180 °C) y papillote.
• Los alimentos cocidos son mejor tolerados que los crudos.
• Los alimentos ricos en fibra como los cereales integrales, las legumbres y algunas verduras, están desaconsejados en este caso, ya que la fibra puede producir un rozamiento de tipo mecánico en las paredes digestivas y a la vez ralentizar el vaciado gástrico.

• Lácteos
Los lácteos animales no se recomiendan ya que aumentan la secreción de ácido clorhídrico después de 2 o 3 horas de haberse ingerido. Se puede sustituir por bebidas vegetales enriquecidas en calcio, como la bebida de arroz, soja, etc.

• Cereales y féculas
Se aconseja utilizar cereales refinados frentes a los integrales, durante el proceso agudo. Una vez bien tolerados, siempre es mejor el consumo de cereales integrales.. El pan tostado, arroz, tortitas de arroz, pasta, patata y boniato son muy bien aceptados y serán la base de la dieta (junto con los alimentos proteicos y las verduras).

• Legumbres
Las legumbres, en este caso, están desaconsejadas por ser ricas en fibra y favorecer la aparición de flatulencias, aumentando el malestar abdominal.

• Frutas y verduras
Las frutas y verduras cocidas son mejor toleradas que las crudas. Una vez mejorada la sintomatología se pueden volver a introducir.
– Frutas: pera o manzana hervida o asada o dulce de membrillo.
      Verduras (cocidas o asadas al horno o al vapor o papillote) judías verdes, calabacín, calabaza, zanahoria, berenjena, puerro o cebolla.

• Carne, pescado y huevos
– Se recomienda dar preferencia al consumo de pescado frente al de carne.
– El pescado más aconsejado es el pescado blanco como bacalao, merluza, lenguado, rape, etc. por su bajo contenido en grasa frente al pescado azul.
– El pescado blanco es mejor tolerado que la carne por su bajo contenido en grasa y tejido conectivo.
– Dentro de las carnes las más recomendadas son el pollo, pavo o conejo, el jamón cocido y el jamón serrano.
– Los caldos de carne y pollo aumentan la secreción ácida del estómago, por lo tanto, los evitaremos. Por el contrario los caldos vegetales sí que los podemos introducir en la dieta.
      El huevo se puede tomar hervido (no sobrepasar los 8 minutos a partir del momento que empiece a hervir el agua, si no se forma una especie de anillo verde, sulfuro de hierro, alrededor de la yema como resultado de la sobrecocción haciendo que sean indigestos)
.
• Grasas
Utilizar aceite de oliva de baja graduación, es decir, 0'4°, ya que el aceite de oliva de alta graduación puede provocar molestias gástricas.

• Bebidas
Las bebidas recomendadas son el agua, infusiones (no la menta por incrementar la secreción de ácido clorhídrico), caldos vegetales, licuados como el de zanahoria y manzana, y bebidas vegetales como arroz y soja.

Alimentos y técnicas de cocción no recomendadas
• Alimentos ricos en grasa como embutidos, carnes grasas como entrecot costillas, etc., que provocan digestiones lentas y pesadas.
• Alimentos muy ricos en fibra como cereales integrales y legumbres.
• Alimentos flatulentos como legumbres, col, alcachofas, etc., que pueden provocar distensión abdominal.
• Alimentos ácidos como tomate, naranjas, vinagre, etc.
• Alimentos y bebidas irritantes como picantes y café.
• Evitar las bebidas carbonatadas y la infusión de menta (sí infusiones de manzanilla, cúrcuma, jengibre).
• Los frutos secos, en general, no se aconsejan por tratarse de alimentos ricos en fibra y grasa.
• La miel está desaconsejada por ser rica en ácidos orgánicos.
• No se recomienda cocinar a altas temperaturas como plancha u horno (>180 °C) en los que se producen sustancias derivadas de la pirólisis muy irritativas de la mucosa gástrica. Tampoco están aconsejados los fritos y rebozados.
Suplementación

Tenemos que tener en cuenta que según va avanzando la edad de la persona, la capacidad enzimática disminuye, el hígado trabaja “peor” y aumenta la cantidad de grasa dentro de éste. Esto es el llamado “hígado graso” que predomina en la mayoría de la población a partir de los 55-60 años.

La consecuencia inmediata del hígado graso es una alteración en la secreción de la vesícula biliar, y esta secreción alterada es la principal causante de la gastritis estomacal. El estrés o situación nerviosa también lo produce o lo agrava con gran rapidez.

El remedio que se nos ofrece es un protector de estómago, que además de sobrecargar aún más el hígado, tiene cierto efecto adictivo (al dejarlo varios días permanecen muy alterados los jugos gástricos, con lo cual es muy difícil dejarlo), y tiene un efecto muy negativo poco conocido: se pierde visión, y no se puede recuperar.

Siguiendo las pautas dietéticas recomendadas, la suplementación ayuda consiguiendo minimizar o incluso haciendo desaparecer la sintomatología desde el primer día.

El tratamiento siempre es etiológico, es decir, si la causa de la gastritis es una infección, se debe solucionar esa infección. La mayoría de las veces, sin embargo, la causa es el trastorno del hígado y la vesícula biliar: boca seca por las mañanas, cansancio matutino, alteraciones del sueño, posibles hematomas espontáneos, cefaleas, y por supuesto malas digestiones. En este caso, haremos la dieta recomendada y se tomará:
      Ergyclean.
      Ergydigest..
      Ergylase.

También hay que tener en cuenta que en todos los casos, independientemente de la etiología, una persona con gastritis va a mejorar con ergyprotect y ergyphilus confort.


BIBLIOGRAFÍA
Banaclocha, B.; Cañigueral, S. (2003). Fitoterapia: Vademécum de prescripción. Barcelona:
Masson.
Escudero, E.; González, P. (2006). "La fibra dietética". Nutrición Hospitalaria
(núm. 21 (supl. 2), pág. 61-72). Disponible en: <http://www.nutricionhospitalaria.com/
mostrarfile.asp?ID=3722>
Gil, A. (2005). Tratado de Nutrición. Madrid: Acción Médica.
Mahan, L. K.; Escott-Stump, S. (2009). Krause Dietoterapia. Barcelona: Elsevier Masson.
Mataix, J. (2002). Nutrición y alimentación humana. Madrid: Ergon.
Requejo, A. M.; Ortega, R. M. (2000). Nutriguía: Manual de nutrición clínica en atención
primaria. Madrid: Editorial Complutense.
Rozman, C.; Cardellach, F. (2004). Medicina Interna. Barcelona: Elsevier.
Rubio, M. A. (2002). "Implicaciones de la fibra en distintas patologías". Nutrición Hospitalaria
(núm. 17 (suple. 2), pág. 17-29). Disponible en: <http://www.nutricionhospitalaria.com/
mostrarfile.asp?ID=3361>
Salas-Salvadó, J. y otros (2000). Nutrición y dietética clínica. Barcelona: Doyma.
Serra, Ll.; Aranceta, J. (2006). Nutrición y Salud Pública: Métodos, bases científicas y aplicaciones.
Barcelona: Elsevier.

 

Alertan por Consumo Indiscriminado del Omeprazol

La hiperacidez gástrica es una condición muy común, especialmente en estos días de fiesta dieciochera. Uno de los medicamentos más utilizados para contrarrestar estos efectos es el Omeprazol, fármaco cuya venta está restringida. Sin embargo, hay establecimientos que no respetan dicha condición, sin tomar en cuenta los posibles efectos que podría causar su incorrecta utilización. José Manuel Delgado, docente de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello explica los efectos de su sobreconsumo.


La hiperacidez se produce debido a una excesiva secreción de ácido a nivel estomacal, lo que provoca el desarrollo de condiciones de excesiva incomodidad para los pacientes.
“Los medicamentos inhibidores de la bomba de protones y entre estos, el Omeprazol, actúan disminuyendo la secreción ácida en el estómago, por lo que, desde su salida al mercado en 1988, ha sido ampliamente utilizado en el tratamiento de desórdenes relacionados con la hiperacidez, como las molestias esofágicas asociadas al reflujo, la úlcera péptica y las gastropatías inducidas por el uso de medicamentos, principalmente analgésicos antiinflamatorios no esteroidales”, explica José Manuel Delgado, docente de la Escuela de Química y Farmacia.
Así mismo, este medicamento, está indicado en asociación con antibióticos, en el tratamiento de la infección por Helicobacter pylori, bacteria capaz de sobrevivir en el medio ácido del estómago y cuya presencia se asocia al desarrollo de úlceras y algunos tipos de gastritis.
Consecuencias
“El Omeprazol se ha convertido en un medicamento de uso masivo. Pese a que su venta está restringida a la indicación médica, es sabido que dicha condición no es respetada por todos los establecimientos, sin tener en cuenta los posibles efectos que podría causar la incorrecta utilización de este fármaco”, alerta el químico farmacéutico.
“Las condiciones ácidas del estómago representan una importante barrera de protección frente a los microorganismos patógenos que ingresan por vía oral, por tanto, la disminución de este factor, predispone a los pacientes al padecimiento de cuadros diarreicos, como las gastroenteritis provocadas por Clostridium difficile”, agrega el profesional.
“Por otra parte, la monoterapia con Omeprazol a largo plazo, no es efectiva en la erradicación del Helicobacter pylori, por el contrario, se ha comprobado la relación entre este tratamiento y el desarrollo de atrofias gástricas en pacientes infectados por dicha bacteria. Por esta razón es de vital importancia el contar con un diagnóstico previo”.
Además de las alteraciones gastrointestinales anteriormente descritas, entre los efectos adversos más comunes que se asocian a la utilización del Omeprazol, el docente de la U. Andrés Bello detalla: Broncoespasmo, angioedema, cefaleas y sequedad bucal. “Un aspecto importante a considerar es el hecho de que no se cuenten con estudios que demuestren su seguridad al ser empleado en mujeres embarazadas. En la importante tarea de brindar un consejo oportuno sobre la medicación responsable, el profesional Químico Farmacéutico juega un rol primordial y específicamente en este caso, promoviendo cambios en los estilos de vida y alimentación que propicien una evolución natural hacia la mejoría de los estados de hiperacidez gástrica”, concluye.
El experto UNAB aceptó contestar nuevas consultas de personas que están consumiendo omeprazol y que nos han ido dejando preguntas en nuestra web en el tiempo. En este link http://noticias.unab.cl/wp-admin/post.php?action=edit&post=37854&message=6 encontrarán respuestas para distintas interrogantes que se han ido acumulando desde el 2009.

8 comentarios:

  1. Hola Itziar... gracias por toda esta informacion... me gustaria (por mis ardores cronicos) que me dieras la pauta a seguir con estos 5 productos que mencionas en tu Post. Te agradeceria que me comentases si esto se toma todo...en parte. Gracias de antemano por todo tu esfuerzo... un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu interés y tus palabras. Es necesario tener un buen estudio de la persona para saber exactamente que necesita. Si no es así, se aconseja el consumo de todos los productos (según las indicaciones del bote) para acaparar todas las posibles causas del malestar gástrico. Son productos que no interaccionan entre sí y no tienen efectos adversos. Quizá se pueda plantear añadir aceite de orégano por si hay una Helicobacter pilory

      Eliminar
  2. Primero muchas gracias por la infirmacion, me es muy util pues mi papá tiene gastritis y ya se desespero con la tos q tiene,y esto le ayudara mucho, pero podrian decirme donde consigo esos medicamentos y como se toman? Por favor y gracias!

    ResponderEliminar
  3. Hola Itziar, ayer asistí a tu curso en Sevilla y comentaste la dieta para gastriris para tratar problemas de la vesicula. Aconsejaste beber agua antes de las comidas y no tomar nada entre comidas. Al leer este articulo me ha entrado la duda ya que en este recomiendas beber agua después de las comidas. A mi me gustaría utilizar la dieta de gastritis para tratar a mi marido que sufre de ardores constantes y que quiere dejar el omeoprazol. ¿Qué me recomendarías en este caso?
    Muchas muchísimas gracias, por cierto me encantó el curso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Agua mejor antes efectivamente. Después peude ser buena opción también pero en algunos casos no así que para asegurarte, agua antes.

      Eliminar
  4. hola me llamo monica y sufro de gastritis desde hace más de 10 años cada vez que me da gripe y la tos me ataca durante dos o más meses Quiero saber dónde puedo comprar un medicamento o qué puedo tomar para que se me quiten Por qué es desesperante no poder hablar por la tos

    ResponderEliminar
  5. Hola Mi nombre es Mónica hace un par de meses y tuve gripe y la tos excesiva me quedo Quisiera saber qué puedo hacer para tratarla y además hace tiempo que también tuve gastritis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica, habría que valorar el motivo de la tos. No hay un protocolo general, serían necesarios más datos para valorar una posible causa.

      Eliminar