domingo, 19 de febrero de 2012

Plantas y fitoterapia








1. Introducción


El mundo de la plantas incorpora una connotación medicinal muy enraizada. Tradicionalmente las plantas

se han catalogado como medicinales aprovechando sus propiedades beneficiosas desde un punto de vista

terapéutico. Ello no obstante no ha sido obstáculo para que desde un punto de vista de consumo y de

comercio se puedan encontrar plantas entendidas como medicinales a disposición del consumidor sin ser

consideradas estrictamente como tales, siendo su uso más alimenticio que no otro.

Podemos ver en cualquier supermercado un amplio abanico de plantas en infusión que nos permiten su

consumo como alimento y al tiempo nos podemos aprovechar de unas propiedades que tienen pero que no

son publicitadas.

Por otro lado en el comercio herborista o de tiendas de dietética también se puede hallar un sinfín de

productos basados en plantas alimenticias y de las que nos aprovechamos de sus propiedades.

Además en la farmacia podemos encontrar plantas como medicamentos, o incluso medicamentos cuyos

principios activos provienen de las plantas.

Todo ello nos permite pensar en que la concepción tradicional sobre las plantas está cambiando fruto

fundamentalmente de su uso. Por lo que el consumo de las mismas deberá estar sujeto a una cierto criterio

de precaución dado que aún y siendo plantas no son productos inocuos.

El hecho de que las plantas contengan principios activos hace que se deba de tener precaución en el

consumo, siguiendo siempre las recomendaciones que nos sean dadas desde el fabricante o desde el

asesor dietético correspondiente.





2. Especies vegetales para ser usadas en infusión

2.1.- Definición


Las especies vegetales para infusiones de uso en alimentación, son aquellas especies vegetales o sus

partes que debido a su aroma y sabor, características de las especies a que pertenecen, se utilizan en

alimentación por su acción fisiológica u organoléptica.

Las especies vegetales para infusiones de uso en alimentación, son, con especificación de la parte a

utilizar, las siguientes:



Anís estrellado.-Illicium verum, fruto.



Anís verde.-Pimpinella anisum, fruto.



Azahar.-Citrus aurantium, flor.



Escaramujo.-Rosa canina, fruto.



Eucalipto.-Eucaliptus globulus, hoja.



Hibisco.-Hibiscus sabdariffa, flor.



Hierba luisa.-Lippia citriodora, hoja.



Hinojo.-Foeniculum vulgare, fruto.



Malva.-Malva sylvestris, hoja y flor.



Manzanilla.-Matricaria chamomilla, planta y flor.



Manzanilla amarga.-Anthemis nobilis, cabezuelas floridas.



Manzanilla de Mahón.-Santolina chamaesiperisius.



Mejorana.-Origanum mejorana, planta.



Melisa.-Melissa officinalis, planta y hojas.



Menta.-Mentha piperita, planta y hojas.



Menta poleo.-Menta pulegium, hojas.



Romero.-Rosmarinus officinalis, hoja.



Salvia.-Salvia offinalis, hoja.



Saúco.-Sambucus nigra, flor.



Tila.-Tilia argentum y officinalis, flor y bráctea.



Tomillo.-Tymus vulgaris, planta y hojas.



Verbena.-Verbena officinalis, planta y hojas.



Zarzaparrilla.-Smilax officinalis, raíz.


Está permitida la mezcla de especies vegetales distintas, en un mismo envase, siempre que quede

claramente reflejada esta circunstancia en el etiquetado y rotulación del producto, especificando las

denominaciones de cada especie vegetal que integren la mezcla y su porcentaje.



También se permite hacer aquellas operaciones físicas que tiendan a mejorar el aspecto, la presentación,

conservación y uso del producto, tales como: molienda, tamizado, secado, etc.


2.2. Legislación aplicable



Real Decreto 3176/1983, de 16 noviembre Reglamentación Técnico-Sanitaria para elaboración,


circulación y comercio de especies vegetales para infusiones de uso en alimentación. (BOE de 28

diciembre 1983, núm. 310/1983, pág. 34690 )


Ejemplo:





3. Plantas tradicionales


Las virtudes terapéuticas de las plantas son utilizadas desde la más remota antigüedad y continúan siendo

en nuestros días objeto de estudio científico de vanguardia.

Cada planta es, en efecto, un punto de gran actividad biológica. A través de la fotosíntesis propiciada por la

energía solar, transforma el dióxido de carbono y el agua en azúcares y, posteriormente, en numerosos

compuestos orgánicos. De éstos se han aislado más de 12.000, teniendo muchos de ellos utilidad

terapéutica. Los principios activos más importantes en este sentido son los alcaloides y los glucósidos.

Distintas son las presentaciones en que se pueden encontrar las plantas tradicionales.

PLANTA TROCEADA

Es la forma más clásica dentro de la botánica medicinal, con la planta (o sus partes) tal cual, o

convenientemente troceada.

Su utilización es en forma de tisana, a través de dos modalidades principales:



Infusión: se practica con las partes tiernas de las plantas (hojas, flores, sumidades floridas), aplicando


agua casi hirviendo justo por debajo del punto de ebullición, sobre ellas, manteniendo el recipiente

cerrado durante 10-20 minutos, se filtra y se toma de inmediato la cantidad correspondiente.



Decocción: utilizando las partes más duras de la planta (corteza, raíces, tallos), se pone la planta a


hervir a fuego lento durante unos sesenta minutos, y el volumen se haya reducido hasta un tercio, se

cuela y se guarda en lugar fresco.

En ambos casos, el líquido colado puede ser endulzado con miel, pudiendo tomarse varias tazas al día. La

proporción puede ser de una cucharadita de planta por taza de agua. No hay que emplear nunca

recipientes metálicos sin esmaltar.

COMPRIMIDOS

Se trata de la planta simplemente comprimida, lo que permite una cierta comodidad a la hora de

transportarla y tomarla.

La posología media de los comprimidos de plantas dependerá de la composición de los mismos aunque

como norma básica se suelen tomar repartidos en tres tomas, generalmente antes de las comidas e

ingiriendo a continuación medio vaso de agua.





JARABES

Se preparan en caliente a partir de la infusión o decocción deseada, mezclándose en una proporción 1:1 (o

la deseada según concentración) con azúcar, fructosa o miel. Una vez enfriado el jarabe se dispone en una

botella convenientemente tapado y protegido de la luz para evitar en cualquier caso una posible

fermentación.

POLVOS

Las plantas trituradas en polvo pueden ser utilizadas para aderezar la comida. También pueden ser

dispersadas en agua para su ingestión.

CÁPSULAS

El uso de plantas en polvo encapsuladas es muy habitual dada la facilidad de manejo que ello representa.

En el comercio de estos preparados suele ser muy habitual el poder encontrar plantas en cápsulas de

gelatina. Estas cápsulas permiten así mismo el espolvorear su contenido, vaciándolas, si se desea evitar la

ingestión de la gelatina.

EXTRACTO (Concentrado aromático)

Se obtiene dejando en maceración (durante un período mínimo de 2 semanas) la planta en una solución

hidroalcohólica (en la proporción de 1:1), a fin de extraer sus principios activos. La proporción en peso de

planta por solución hidroalcohólica puede variar en función de la riqueza deseada del extracto, siendo

proporciones 1:4 (1 kg de planta con 4 litros de solución hidroalcohólica) o 1:5 bastante comunes.

De esta manera tenemos a nuestro alcance un producto lo suficientemente concentrado y con una

dosificación regular de principios activos. La posología habitual depende del tipo de extracto y del consejo

del asesor dietético, pero se suele tomar en un poco de agua, tres veces al día, entre comidas o 15 minutos

antes de las mismas.

También se pueden encontrar en el mercado extractos de plantas procedentes de soluciones solamente

acuosas, siguiendo el mismo precepto de maceración. Ello es fruto de la necesidad del consumidor de

poder aprovecharse de los beneficiosos de las plantas sin el efecto del alcohol usado para su extracción.





JUGO

Los jugos de plantas suelen ser elaborados por presión en frío. Ello les confiere una gran riqueza en

principios activos, al estar la planta fresca, que se complementan entre sí (sinergia).

La dosificación general, salvo consejo en detalle, suele ser de una cucharada sopera diluída, 3 veces al día,

para los adultos; y de una cucharadita, también 3 veces al día, para los niños, para los cuales es ésta una

presentación muy indicada.

ACEITES ESENCIALES

Son productos oleosos volátiles que se extraen de las plantas por destilación, expresión o incisión del

vegetal.

Los aceites esenciales son tradicionalmente usados por vía externa en forma de cremas y ungüentos para

masajes o también inhalaciones. Pero ello no quita que también se haga un uso interno de los aceites

esenciales aprovechando sus beneficiosas propiedades.

Por vía externa pueden realizarse inhalaciones (10-15 gotas en un bol de agua hirviendo, 2-3 veces al día),

o aplicarse sobre la piel (en solución de aceite de almendra, por ejemplo al 5-10%).

La dosificación recomendada por vía interna es de, tres veces al día, 2-3 gotas de esencia diluída en una

cucharadita de miel (o un terrón de azúcar) que se ha de disolver en un vaso de agua caliente o en una

taza de infusión.





4. Relación de algunas plantas tradicionales y sus características para su uso en

fitoterapia.

ABEDUL

(Betula alba, L.).


Partes utilizadas: hojas y corteza.

PRINCIPIOS: betulósidos, aminoácidos, tanino, resinas.

PROPlEDADES: diurético, antigotoso, febrífugo, antiséptico urinario.

INDICACIONES: celulitis, hiperuricemia, gota, edemas cardio-renales, cistitis.


ABROTANO MACHO

(Artemisa abrotanum L.).


Partes utilizadas: hojas y sumidades floridas.

PRINCIPIOS :cumarinas, polifenoles.

PROPIEDADES: estimulante, estomacal.

INDICACIONES: atonía gástrica, amenorrea.


ACIANO

(Centaurea cyanus).


Partes utilizadas: flores.

PRINCIPIOS: cianidina, centaurina, tanino, ácido fosfórico, potasio.

PROPIEDADES: diurético, febrífugo, oftálmico.

INDICACIONES: edemas, conjuntivitis (colirio).


AGRIMONIA

(Agrimonia eupatoria).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: tanino, aceites esenciales.

PROPIEDADES: astringente, emenagoga.

INDICACIONES: dismenorrea.


AJEDREA

(Satureja montana, L).


Partes utilizadas: hojas y sumidades floridas.

PRINCIPIOS: carvacol, cineol y dipenteno.

PROPIEDADES: tónica, eupéptica y diurética.

INDICACIONES: dispepsia, astenia.


AJENJO

(Artemisia absinthium, L.).


Partes utilizadas: hojas y sumidades floridas.

PRINCIPIOS: absintina, felandreno, tuyol.

PROPIEDADES: eupéptico, febrífugo, emenagogo.

INDICACIONES: dispepsias, dismenorrea.





AJO

(Allium sativum).


Partes utilizadas: los dientes.

PRINCIPIOS: aliicina,aliinasa, vitaminas.

PROPIEDADES: excitante, regulación de la tensión arterial.

INDICACIONES: hipertensión arterial, arteriosclerosis.


ALBAHACA

(Occinum basilicum, L.).


Partes utilizadas: toda la planta.

PRINCIPIOS: cineol, linatol, estragol.

PROPIEDADES: diurética, sedante.

INDICACIONES: nerviosismo, insomnio, gastro-enteritis.


ALCACHOFERA

(Cynara scolymus).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: cinarina, inulina, minerales (K, Mg, Ca, Na), flavonoides, tanino.

PROPIEDADES: diurética, antidiabética, hipocolesterolemiante, drenaje hepático, colerética, colagoga.

INDICACIONES: insuficiencia biliar secretoria, ictericia, retención de agua, gota, reumatismo,

hipercolesterolemia.


ALFALFA

(Medicago sativa).


Partes utilizadas: hojas y flores.

PRINCIPIOS: eueretina, trifolina, fenoles, vitaminas (A, K), minerales.

PROPIEDADES: digestiva, reconstituyente, estrogénica.

INDICACIONES: artrosis, trastornos de la menopausia.


ALHOLVA

(Trigonella foenicum-graecum).


Partes utilizadas: sumidades floridas y semillas.

PRINCIPIOS: mucílago, saponina, colina.

PROPIEDADES: emoliente, reconstituyente.

INDICACIONES: inflamaciones del tracto digestivo.


AMAPOLA

(Papaver rhoeas).


Partes utilizadas: flores.

PRINCIPIOS: antocianina, readina, reagenina.

PROPIEDADES: emoliente, béquica y sedante.

INDICACIONES: catarros, tos, nerviosismo e insomnio.


ANIS ESTRELLADO

(Illicium anisetum).


Partes utilizadas: el fruto.

PRINCIPIOS: aceite esencial, tanino, ácido benzoico.





PROPIEDADES: digestivo, carminativo.

INDICACIONES: dispepsia, aerofagia y meteorismo.


ANIS VERDE

(Pimpinella anisum).


Partes utilizadas: semillas.

PRINCIPIOS: aceites esenciales, anetol, colina, pectina.

PROPIEDADES: carminativo y antiespasmódico.

INDICACIONES: dispepsia y aerofagia.


APIO

(Apium graveolens).


Partes utilizadas: raíz, semillas.

PRINCIPIOS: apirina, manita, vitaminas.

PROPIEDADES: carminativo, diurético, expectorante.

INDICACIONES: litiasis renal y biliar, aerofagia, artritis, reumatismo.


ARENARIA

(Spergularia rubra).


Partes utilizadas: planta entera.

PRINCIPIOS: saponina.

PROPIEDADES: diurética.

INDICACIONES: cistitis, litiasis renal.


ARNICA

(Arnica montana, L.).


Partes utilizadas: flores, hojas y ra’ces.

PRINCIPIOS: arnicina, citisina.

PROPIEDADES: vulneraria, resolutiva.

INDICACIONES: hematomas, luxaciones (vía interna y, sobretodo, externa).


ARTEMISA

(Artemisa vulgaris, L.).


Partes utilizadas: raíz, hoja y flores.

PRINCIPIOS: cineol, colina, aceites esenciales.

PROPIEDADES: tónica y emenagoga.

INDICACIONES: dismenorrea


AVENA

(Avena sativa, L.).


Partes utilizadas: semilla y tallo.

PRINCIPIOS: avenina, globulina, saponina, dextrina.

PROPIEDADES: diurética, emoliente, tónica, sedativa.

INDICACIONES: edemas, astenia, insomnio.


AZAHAR

(Citrus aurantium).





Partes utilizadas: flores.

PRINCIPIOS: aurantimarina, aceites esenciales.

PROPIEDADES: eupéptico sedante.

INDICACIONES: dispepsias, nerviosismo e insomnio.


BARDANA

(Arctium lappa, L.).


Partes utilizadas: hojas y ra’ces.

PRINCIPIOS: inulina, mucílago, tanino, resina.

PROPIEDADES: diurética, depurativa, sudorífica.

INDICACIONES: acné, forunculosis.


BOLDO

(Peumus boldus).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: boldina, taninos, flavonoides, aceite esencial.

PROPIEDADES: colerético, colagogo, diurético.

INDICACIONES: insuficiencia hepato-biliar, uremia.


BOLSA DE PASTOR

(Capsella bursa-pastoris).


Partes utilizadas: planta entera.

PRINCIPIOS: colina, acetilcolina, tiramina, bursina.

PROPIEDADES: astringente y hemostático.

INDICACIONES: diarrea y hemorragias.


BORRAJA

(Borago officinalis, L.).


Partes utilizadas: hojas y sumidades floridas.

PRINCIPIOS: mucílago, resinas, tanino, malato, ácido fosfórico.

PROPIEDADES: diurética, sudorífica, depurativa.

INDICACIONES: estimulación de las funciones renales, pulmonares y cutáneas.


BREZO

(Callum vulgaris).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: arbutina, quercitina, tanino.

PROPIEDADES: diurético, antiinflamatorio.

INDICACIONES: enteritis, cistitis.


BRUSCO

(Ruscus aculeatus).


Partes utilizadas: rizoma.

PRINCIPIOS: saponinas, (ruscogenina), sales potásicas, aceite asencial, flavonoides.

PROPIEDADES: antiinflamatoria, venotónica, diurética.

INDICACIONES: varices, fragilidad capilar, hemorroides.



CALAGUALA

(Polypodium leucotomos).


Partes utilizadas: rizoma.

PRINCIPIOS: calagualina, polipodina, taninos.

PROPIEDADES: depurativa, antiespasmódica, tranquilizante.

INDICACIONES: psoriasis, eczemas, dermatosis.


CAMOMILA AMARGA

(Anthemis arvensis).


Partes utilizadas: flores.

PRINCIPIOS: antemina.

PROPIEDADES: tónica y digestiva.

INDICACIONES: dispepsias.


CANELA

(Cinnamomum zeylanicum).


Partes utilizadas: corteza.

PRINCIPIOS: pineno, aldehído cinnámico, eugenol.

PROPIEDADES: tónico, antiespasmódico.

INDICACIONES: astenia, espasmos digestivos, metrorragias.


CARDO MARIANO

(Silybum marianum).


Partes utilizadas: hojas, frutos y raíces.

PRINCIPIOS: flavonoides, taninos y aminoácidos.

PROPIEDADES: tónico cardio-vascular, colagogo-colerético, descongestivo del sistema porta.

INDICACIONES: hipotensión, insuficiencia cardíaca, insuficiencia hepático-biliar y cirrosis.


CARDO SANTO

(Cnicus benedictus)


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: cnicina, lactona, tanino, aceites esenciales.

PROPIEDADES: eupéptico y febrífugo.

INDICACIONES: dispepsia.


CASCARA SAGRADA

(Rhamnus purshiana).


Partes utilizadas: corteza.

PRINCIPIOS: tanino y ácidos.

PROPIEDADES: depurativa, colagoga, emenagoga.

INDICACIONES: dermatosis, dismenorrea.


CASTAÑO DE INDIAS

(Aesculus hippocastanum).


Partes utilizadas: frutos.

PRINCIPIOS: escina, cumarina, esculetina, tanino.





PROPIEDADES: venotónico, hemostático, descongestionante pelviano.

INDICACIONES: insuficiencia venosa, varices, hemorroides, fragilidad capilar, prostatitis.


CEDRO

(Cedrus atlántica)


Partes utilizadas: madera.

PRINCIPIOS: hidrocarburos terpénicos, cedrol, cadineno.

PROPIEDADES: antiséptico urinario y pulmonar.

INDICACIONES: bronquitis, uretritis, vaginitis.


CELIDONIA

(Chelidonium majus)


Partes utilizadas: planta entera.

PRINCIPIOS: quelidonina, sanguinarina, protopina.

PROPIEDADES: depurativa, vulneraria.

INDICACIONES: gota, artritis.


CENTAUREA MENOR

(Centaurium umbellatum)


Partes utilizadas: sumidades floridas

PRINCIPIOS: glucósidos, resina, aceite esencial.

PROPIEDADES: aperitiva, digestiva

INDICACIONES: dispepsia.


CIPRES

(Cupresus sempervirens).


Partes utilizadas: frutos.

PRINCIPIOS: flavonoides, tanino, aceite esencial.

PROPIEDADES: astringente, venotónico y diurético.

INDICACIONES: diarrea, varices, hemorroides, cistitis, enuresis.


CLAVO

(Eugenia caryophyllata).


Partes utilizadas: botón floral.

PRINCIPIOS: aceite esencial (eugenol, cariofileno), taninos, mucílago.

PROPIEDADES: antisépticas, carminativas, estimulante del apetito, analgésica.

INDICACIONES: inapetencia, dispepsias, dolores bucales, infecciones dérmicas.


COLA DE CABALLO

(Equisetum arvense).


Partes utilizadas: planta entera.

PRINCIPIOS: silicio, aminoácidos, tanino.

PROPIEDADES: remineralizante, hemostática, eutrófica vascular y diurética.

INDICACIONES: artrosis, fracturas, metrorragias, arteriosclerosis, hipertensión arterial.


COMINO

(Cuminum cyminum).





Partes utilizadas: semillas.

PRINCIPIOS: cuminal, aceites esenciales.

PROPIEDADES: aperitivo, estomático, carminativo.

INDICACIONES: dispepsia, aerofagia, espasmos digestivos.


CONDURANGO

(Marsdenia condurango).


Partes utilizadas: corteza, raíz.

PRINCIPIOS: condurangina, taninos, resina, conduritol.

PROPIEDADES: estimulante del apetito, eupéptica, estimula secreciones biliares.

INDICACIONES: anorexia, gastritis, dispepsias.


CONSUELDA MAYOR

(Symphytum officinalis).


Partes utilizadas: raíz.

PRINCIPIOS: consolidina, asparregina, colina, taninos.

PROPIEDADES: béquica, emoliente, astringente.

INDICACIONES: tos y catarros.


COPALCHI

(Croton niveus).


Partes utilizadas: corteza del tallo.

PRINCIPIOS: heterósido amargo, hidroxiarmarina.

PROPIEDADES: hipoglucemiante, febrífugo.

INDICACIONES: diabetes mellitus, diabetes incipiente del adulto.


DAMIANA

(Turnera diffusa).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: aceite esencial (cineol, pinenos, timol), taninos, resina.

PROPIEDADES: estimulante del sistema nervioso central, diurética.

INDICACIONES: atonia psico-física.


DIENTE DE LEON

(Taraxacum officinalis).


Partes utilizadas: raíz y hojas.

PRINCIPIOS: asparragina, saponina, inulina.

PROPIEDADES: colerético, diurético, depurativo.

INDICACIONES: hepatopatías, dermatosis.


DROSERA

(Drosera rotundifolia).


Partes utilizadas: planta entera.

PRINCIPIOS: droserona, quercitol, tanino, ácidos.

PROPIEDADES: béquica, antiespasmódica.

INDICACIONES: tos, tosferina.



ELEUTEROCOCO

(Eleuterococcus senticosus maxim).


Partes utilizadas: raíz.

PRINCIPIOS: eleuterósidos, vitaminas, aminoácidos.

PROPIEDADES: tónico, adaptógeno.

INDICACIONES: astenia, estrés, convalecencia, entrenamiento deportivo.


ENCINA

(Quercus ilex).


Partes utilizadas: corteza.

PRINCIPIOS: taninos.

PROPIEDADES: astringente, emenagoga.

INDICACIONES: diarreas, lavado de heridas.


ENEBRO

(Juniperus communis).


Partes utilizadas: bayas.

PRINCIPIOS: alfapinemo, canfeno, juniperina, resina.

PROPIEDADES: diurético, eupéptico, depurativo.

INDICACIONES: litiasis renal, bronquitis, reumatismo.


EQUINACEA

(Echinacea angustifolia).


Partes utilizadas: raíz.

PRINCIPIOS: equinacósido, equinaceína, inulina.

PROPIEDADES: inmunoestimulante.

INDICACIONES: prevención gripe, infecciones recidivantes.


ESPINO BLANCO

(Crataegus oxyacantha).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: flavonoides, derivados triterpénicos.

PROPIEDADES: sedante, cardioregulador.

INDICACIONES: ansiedad, palpitaciones.


ESPLIEGO

(Lavandula spica).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: saponina, aceite esencial.

PROPIEDADES: eupéptico, diurético, colerético.

INDICACIONES: dispepsia, migrañas; uso externo (Aceite esencial): heridas, picaduras de insectos.


EUCALIPTO

(Eucaliptus globulus).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: eucaliptol, cineol, tanino.



PROPIEDADES: febrífugo, anticatarral.

INDICACIONES: faringitis, laringitis, bronquitis.


EUFRASIA

(Euphrasia officinalis).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: acubina, tanino, resinas.

PROPIEDADES: astringente, oftálmica.

INDICACIONES: faringitis, estomatitis, conjuntivitis (lavados oculares).


FRANGULA

(Frangula alnus).


Partes utilizadas: corteza.

PRINCIPIOS: ácido crisofánico, frangularamnetina.

PROPIEDADES: laxante, colagoga, cicatrizante.

INDICACIONES: hepatopatías, hemorroides, estreñimiento, obesidad.


FRESNO

(Fraxinus excelsior).


Partes utilizadas: hojas, cortezas.

PRINCIPIOS: fraxinita, manita, ácidos, rutósidos.

PROPIEDADES: diurético, laxante, antirreumático.

INDICACIONES: reumatismo, gota, artrosis.


FUCUS

(Fucus vesiculosus).


Partes utilizadas: tallo.

PRINCIPIOS: mucílagos, sales minerales, vitaminas, ácido algínico.

PROPIEDADES: remineralizante.

INDICACIONES: astenia, obesidad.


FUMARIA

(Fumaria officinalis).


Partes utilizadas: planta entera.

PRINCIPIOS: fumarina, tanino, ácidos, sales minerales.

PROPI EDADES: colerética, diurética, depurativa, anti-histamínica.

INDICACIONES: insuficiencia hepato-biliar, acné, eczema, urticaria.


GAYUBA

(Arctostaphylos uva-ursi).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: arbutina, tanino.

PROPIEDADES: diurética, antiséptica.

INDICACIONES: cistitis, litiasis renal.


GENCIANA

(Genciana lutea).



Partes utilizadas: raíz.

PRINCIPIOS: gluciopicrina, genciomarina.

PROPIEDADES: tónico estomático, aperitivo.

INDICACIONES: inapetencia, dispepsias.


GERANIO

(Pelargonium odoratissimum).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: aceite esencial (geraniol, citronelol).

PROPIEDADES: perfumes, refrescante, tónica.

INDICACIONES: estados tensionales leves.


GINKGO BILOBA

(Ginkgo biloba).


Partes utilizadas: hoja.

PRINCIPIOS: flavonoides, antocianos.

PROPIEDADES: protector de la microcirculación.

INDICACIONES: insuficiencia vascular cerebral.


GORDOLOBO

(Verbascum thapsus).


Partes utilizadas: hojas, flores.

PRINCIPIOS: crovetina, saponina, xantofila, mucílago.

PROPIEDADES: pectoral, béquico.

INDICACIONES: resfriados, tos, faringitis.


GRAMA

(Cynodon dactylon).


Partes utilizadas: rizoma.

PRINCIPIOS: cinodina.

PROPIEDADES: diurético, colagogo.

INDICACIONES: diarrea, insuficiencia hepática.


GRINDELIA

(Grindelia robusta).


Partes utilizadas: sumidades florales.

PRINCIPIOS: diterpenos, fenoles, saponinas, flavonoides.

PROPIEDADES: antiinflamatoria, espasmolítica, venotónica, balsámica, bactericida.

INDICACIONES: espasmos gastrointestinales y respiratorios, varices.





HAMAMELIS

(Hamamelis virginiana).


Partes utilizadas: hoja

PRINCIPIOS: tanino, flavonoides.

PROPIEDADES: tónico venoso.

INDICACIONES: insuficiencia venosa, varices, hemorroides.


HARPAGOFITO

(Harpagofitum procumbens).


Partes utilizadas: raíces secundarias.

PRINCIPIOS: flavonoides, harpagósidos, ácidos.

PROPIEDADES: antiinflamatorio.

INDICACIONES: artritis, artrosis.


HIEDRA

(Hedera helix).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: carotina, hederina, saponina.

PROPIEDADES: vulneraria, anticelulítica.

INDICACIONES: uso externo: heridas, celulitis.


HIERBA LUISA

(Lippia citriodora).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: aceite esencial.

PROPIEDADES: carminativa.

INDICACIONES: aerofagia, meteorismo.


HIGO

(Ficus carica).


Partes utilizadas: fruto.

PRINCIPIOS: mucílagos.

PROPIEDADES: laxante.

INDICACIONES: estreñimiento.


HINOJO

(Foeniculum officinalis).


Partes utilizadas: raíz, frutos.

PRINCIPIOS: aceites esenciales.

PROPIEDADES: aperitivo, carminativo, galactógeno.

INDICACIONES: dispepsia, aerofagia, agalactia.


HIPERICO

(Hypericum perforatum).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: aceites esenciales.

PROPIEDADES: analgésico.



INDICACIONES: neuritis.


HISOPO

(Hyssopus officinalis).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: hesperidina, pineno, aceites esenciales.

PROPIEDADES: béquica, expectorante.

INDICACIONES: catarro, tos, expectoración difícil.


LAUREL

(Laurus nobilis).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: aceite esencial, tanino.

PROPIEDADES: antiséptico, tónico, estomático.

INDICACIONES: dispepsia.


LAVANDA

(Lavandula angustifolia).


Partes utilizadas: sumidades florales.

PRINCIPIOS: diterpenos, fenoles.

PROPIEDADES: sedante, espasmolítica, colerética, carminativa, antiséptica.

INDICACIONES: ansiedad, hipertensión, migrañas, tos convulsiva, gripe.

Uso externo: faringitis, otitis, heridas.


LIMON

(Citrus limonum).


Partes utilizadas: hojas, frutos.

PRINCIPIOS: aceites esenciales.

PROPIEDADES: antiséptico, diurético.

INDICACIONES: enfermedades infecciosas, gota.


LIQUEN DE ISLANDIA

(Cetraria isl‡ndica).


Partes utilizadas: planta entera.

PRINCIPIOS: isoliquelina, liquenina, ácidos.

PROPIEDADES: emoliente, expectorante.

INDICACIONES: catarro, bronquitis, expectoración difícil.


LOTUS

(Nymphea alba).


Partes utilizadas: flores y rizoma.

PRINCIPIOS: ninfalina, nufarina, tanino.

PROPIEDADES: calmante.

INDICACIONES: afecciones intestinales, nerviosismo.





LUPULO

(Humulus lupulus).


Partes utilizadas: flores.

PRINCIPIOS: lupulina, aceite esencial.

PROPIEDADES: tónico, digestivo, sedante; uso externo: analgésico.

INDICACIONES: espasmos, insomnio, ansiedad, taquicardias, neuralgias.

CONTRAINDICACIONES: embarazo.


LLANTEN

(Plantago major).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: pectina, tanino, mucílago.

PROPIEDADES: antiséptico, béquico, balsámico, antiinflamatorio.

INDICACIONES: uso externo: faringitis, estomatitis, conjuntivitis. Uso interno: catarro, bronquitis, asma.


MAIZ

(Zea mays).


Partes utilizadas: estigmas.

PRINCIPIOS: sales de potasio, flavonoides.

PROPIEDADES: diurético, sedante de las vías urinarias.

INDICACIONES: inflamaciones de vías urinarias, litiasis renal, gota, obesidad.


MALVA

(Malva silvestris).


Partes utilizadas: flores.

PRINCIPIOS: malvina, malvidol, mucílago

PROPIEDADES: béquica, emoliente, balsámica, laxante.

INDICACIONES: tos, catarros, bronquitis, asma.


MALVAVISCO

(Althaea officinalis).


Partes utilizadas: raíz.

PRINCIPIOS: asparragina, pectina, mucílago, betaína.

PROPIEDADES: emoliente, béquico, antiinflamatorio.

INDICACIONES: tos, catarros (gargarismos).


MANZANILLA (Camomila Urgell)

(Matricaria chamomilla).


Partes utilizadas: flores.

PRINCIPIOS: azuleno, flavonoides, mucílago.

PROPIEDADES: antiespasmódica, sedante, antiinflamatoria. Vía externa: oftálmica, antiséptica.

INDICACIONES: dismenorreas, rinitis, gastritis, colitis, nerviosismo e insomnio en niños.

Vía externa: blefaritis, conjuntivitis, vaginitis.


MARAVILLA

(Calendula arvensis).


Partes utilizadas: flor.



PRINCIPIOS: derivados salicilados, saponósidos.

PROPIEDADES: cicatrizante (uso externo), emenagoga, vasodilatador periférico.

INDICACIONES: heridas, dismenorrea, amenorrea.


MARRUBIO

(Marrubium vulgare).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: marrubina, saponina.

PROPIEDADES: expectorante.

INDICACIONES: bronquitis, expectoración difícil, catarro.


MEJORANA

(Origanum majorana).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: pineno, origanol, aceites esenciales.

PROPIEDADES: estimulante, estomacal, carminativa.

INDICACIONES: dispepsia, aerofagia, espasmos gastro-intestinales.


MELISA

(Melissa officinalis).


Partes utilizadas: hojas, sumidades floridas.

PRINCIPIOS: citrol, geraniol, linalol.

PROPIEDADES: antiespasmódica, sedante.

INDICACIONES: dispepsias, nerviosismo, palpitaciones.


MENTA

(Mentha piperita).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: aceite esencial, tanino.

PROPIEDADES: estimulante, estomática, antiespasmódica.

INDICACIONES: náuseas, inapetencia, palpitaciones.


MILENRAMA

(Achillea millefolium).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: glucósidos, aceite esencial.

PROPIEDADES: astringente, hipoglucemiante, calmante.

INDICACIONES: diarrea, diabetes, palpitaciones.


MUERDAGO

(Viscum album).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: colina, viscotoxina, viscalbina, ácidos.

PROPIEDADES: cardíaco, hipotensor, vasodilatador, antiemético.

INDICACIONES: hipertensión arterial, aterosclerosis, vómitos.





NARANJO

(Citrus aurantium).


Partes utilizadas: corteza.

PRINCIPIOS: aceite esencial, hesperidina.

PROPIEDADES: tónico, estomacal, carminativo.

INDICACIONES: dispepsia, meteorismo, anorexia, espasmos gastrointestinales.


NOGAL

(Juglans regia).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: tanino, juglandina.

PROPIEDADES: astringente, vermífuga, vulneraria.

INDICACIONES: helmintiasis, diarrea, diabetes leves; heridas y contusiones (uso externo).


NUEZ DE COLA

(Cola nítida).


Partes utilizadas: semillas.

PRINCIPIOS: taninos, alcaloides (cafeína, teobromina).

PROPIEDADES: estimulante del sistema nervioso central, tonificante, diurético.

INDICACIONES: aumentar el rendimiento físico e intelectual.


OLIVO

(Olea europea).


Partes utilizadas: hojas.

PRINCIPIOS: flavonoides, colina, derivados triterpénicos.

PROPIEDADES: regulador cardiovascular, vasodilatador, hipoglucemiante.

INDICACIONES: hipertensión arterial, diabetes, arteriosclerosis, disquinesias biliares.


OREGANO

(Origanum vulgare).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: aceite esencial, tanino.

PROPIEDADES: tónico, estomacal.

INDICACIONES: dispepsias.


ORTIGA VERDE

(Urtica dioica).


Partes utilizadas: hojas, sumidades floridas.

PRINCIPIOS: husiamina, clorofila, acetilcolina.

PROPIEDADES: antidiabética, depurativa, antireumática.

INDICACIONES: diabetes, gota, reumatismo, anemia.


PASIFLORA

(Pasiflora incarnata).


Partes utilizadas: hojas, flores, frutos.

PRINCIPIOS: alcaloides indólicos, flavonoides.

PROPIEDADES: sedante-hipnótico.



INDICACIONES: ansiedad, distonia neurovegetativa, insomnio.


PEREJIL

(Petroselium crispum).


Partes utilizadas: hojas, ra’ces, semilla.

PRINCIPIOS: apiína, apiol, pineno, vitaminas, aceites esenciales.

PROPIEDADES: aperitivo, diurético, calmante.

INDICACIONES: dispepsia, litiasis biliar, hipertensión arterial, anemia, inapetencia.


PINO

(Pinus silvestres).


Partes utilizadas: yemas, frutos.

PRINCIPIOS: Coniferósido, piceína, trementina.

PROPIEDADES: béquico, pectoral, diurético.

INDICACIONES: tos, bronquitis, gripe, cistitis.


POLEO

(Mentha pulegium).


Partes utilizadas: planta entera.

PRINCIPIOS: aceites esenciales.

PROPIEDADES: tónica, estomacal, carminativa.

INDICACIONES: dispepsia, aerofagia, espasmos gastrointestinales.


PULMONARIA

(Pulmonaria officinalis).


Partes utilizadas: planta entera.

PRINCIPIOS: mucílago, saponósidos, tanino.

PROPIEDADES: emoliente, pectoral, béquica, balsámica.

INDICACIONES: tos, catarros, bronquitis.


QUINA

(Cinchona officinalis).


Partes utilizadas: corteza.

PRINCIPIOS: quinina, cinconina, tanino.

PROPIEDADES: tónica, estomacal.

INDICACIONES: inapetencia.


RABANO NEGRO

(Raphanus niger).


Partes utilizadas: raíz.

PRINCIPIOS: isotiocianato de sulforafeno, vitaminas B, C y E.

PROPIEDADES: hepatoprotector, colagogo, diurético.

INDICACIONES: disquinesias biliares, colecistitis, hepatitis, bronquitis, asma, reumatismo, dispepsias.


RABOS DE CEREZA

(Prunus avium).


Partes utilizadas: pedúnculos del fruto.





PRINCIPIOS: ácido salicílico, sales potásicas, taninos, flavonoides.

PROPIEDADES: diurética, analgésica, febrífuga, antirreumática.

INDICACIONES: oliguria, reumatismo, fiebre.


RABO DE GATO

(Sideritis angustifolia).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: flavonoides.

PROPIEDADES: vulnerario, antiinflamatorio.

INDICACIONES: lavado de heridas y llagas; uso interno: gastritis, espasmos gastrointestinales.


REGALIZ

(Glycyrriza glabra).


Partes utilizadas: raíz.

PRINCIPIOS: glicirricina, saponina.

PROPIEDADES: béquica, pectoral, estomacal.

INDICACIONES: tos, catarros, afonía, gastritis, úlcera gastro-duodenal.

CONTRAINDICACIONES: hipertensión arterial.


ROMERO

(Rosmarinus officinalis).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: borneol, pineno, saponina, tanino, aceites esenciales.

PROPIEDADES: estimulante, estomacal, colagogo, antiséptico.

INDICACIONES: insuficiencia hepática, astenia, dispepsias.


ROSA SILVESTRE

(Rosa canina).


Partes utilizadas: flores.

PRINCIPIOS: tanino, vitamina C.

PROPIEDADES: astringente, antidiarrica.

INDICACIONES: diarreas, astenia primaveral.


RUIBARBO

(Rheum officinalis).


Partes utilizadas: rizoma.

PRINCIPIOS: emodina, rebardina, pectina.

PROPIEDADES: laxante, colagogo.

INDICACIONES: estreñimiento, disquinesia biliar, litiasis biliar.


SALICARIA

(Lythrum salicaria).


Partes utilizadas: extremidades florales.

PRINCIPIOS: taninos, flavonoides, mucílago, sales férricas.

PROPIEDADES: astringente, antidiarrea, antiséptico.

INDICACIONES: diarrea, dismenorrea, heridas.



SALVIA

(Salvia officinalis).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: aceite esencial, polifenoles, flavonoides, tanino.

PROPIEDADES: eupéptica, acción estrogénica, antisudorífica.

INDICACIONES: dispepsias, trastornos de la menopausia, sudoración excesiva.

CONTRAINDICACIONES: Lactancia, insuficiencia renal.


SANDALO

(Santalum album).


Partes utilizadas: madera troceada (tronco).

PRINCIPIOS: santalol.

PROPIEDADES: diurético, antiséptico genito-urinario.

INDICACIONES: cistitis, prostatitis, blenorragia.


SANGUINARIA

(Paronychia argentea).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: sanguinarina, quelidonina.

PROPIEDADES: astringente, diurética.

INDICACIONES: hipertensión arterial.


SAPONARIA

(Saponaria officinalis).


Partes utilizadas: planta entera.

PRINCIPIOS: saponina, vitexina.

PROPIEDADES: pectoral, depurativa.

INDICACIONES: expectoración difícil, reumatismo, gota.


SAUCE

(Salix alba).


Partes utilizadas: corteza, hojas.

PRINCIPIOS: salicina, taninos.

PROPIEDADES: analgésica, antitérmicas, antiinflamatorias.

INDICACIONES: neuralgia, reumatismo, manifestaciones de dolor.


SAUCO

(Sambucus nigra).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: sambucina, sambunigrina.

PROPIEDADES: sudorífico, depurativo, antiséptico ocular.

INDICACIONES: fiebre, eczema, conjuntivitis (uso externo).


SEN

(Cassia angustifolia).


Partes utilizadas: folículos, hojas.





PRINCIPIOS: hemodina, ácido crisofánico, antraquinonas.

PROPIEDADES: laxante mecánico.

INDICACIONES: estreñimiento.


TE DE ROCA

(Jasonia glutinosa).


Partes utilizadas: hojas, sumidades floridas.

PRINCIPIOS: aceite esencial.

PROPIEDADES: estomacal, digestivo.

INDICACIONES: dispepsia, indisposiciones intestinales.


TILA

(Tilia platyphyllos).


Partes utilizadas: flor; segunda corteza (albura).

PRINCIPIOS: aceite esencial, tanino.

PROPIEDADES: Flor: sedante, antiespasmódica. Corteza: drenaje hepatobiliar y urinario.

INDICACIONES: Flor: nerviosismo, espasmos. Corteza: insuficiencia hepática.


TOMILLO

(Thymus vulgaris).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: borneol, carvacrol, timol, tanino.

PROPIEDADES: antiséptico, estimulante, estomacal.

INDICACIONES: gastroduodenitis, catarros, gripe, espasmos digestivos, estomatitis (gargarismos), úlceras

y heridas (lavados).


TOMILLO SERPOL

(Thymus serpyllum).


Partes utilizadas: planta entera.

PRINCIPIOS: carbacol, cimol, pineno, tanino.

PROPIEDADES: estimulante, febrífugo.

INDICACIONES: gripe, inflamaciones intestinales.


TRAVALERA

(Centaurea áspera).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: glicoquininas.

PROPIEDADES: hipoglucemiante.

INDICACIONES: diabetes.


TREBOL

(Trifolium pratense).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: asparagina, trifolina, ‡cidos.

PROPIEDADES: estimulante, laxante, diurtico.

INDICACIONES: estreñimiento, edemas, astenia, convalecencia.



CONTRAINDICACIONES: Embarazo.


TUSILAGO

(Tusilago farfara).


Partes utilizadas: hojas, flores.

PRINCIPIOS: inulina, mucílago.

PROPIEDADES: béquico, emoliente.

INDICACIONES: tos, bronquitis, expectoració difícil.


ULMARIA

(Filipéndula ulmaria).


Partes utilizadas: rizoma, sumidades floridas.

PRINCIPIOS: gualterina, heliotropina, ácido salicílico.

PROPIEDADES: diurética, calmante, antiinflamatorio.

INDICACIONES: edemas, oliguria, reumatismo, artritis, artrosis.


VAINA DE JUDIA

(Phaseolus vulgaris).


Partes utilizadas: vainas.

PRINCIPIOS: faseolina, betaína, tirosina, vitaminas.

PROPIEDADES: diurética, antidiabética, cardíaca.

INDICACIONES: litiasis renal, diabetes, edemas cardíacos.


VALERIANA

(Valeriana officinalis).


Partes utilizadas: raíz.

PRINCIPIOS: valepotriatos.

PROPIEDADES: sedante, hipnótica.

INDICACIONES: ansiedad, nerviosismo, insomnio.


VARA DE ORO

(Solidago virga aurea).


Partes utilizadas: sumidades floridas.

PRINCIPIOS: inulina, saponina, tanino.

PROPIEDADES: diurética, astringente, antiséptica.

INDICACIONES: cistitis, obesidad.


VID ROJA

(Vitis vinífera).


Partes utilizadas: hojas, frutos y semillas.

PRINCIPIOS: polifenoles, antocianos, flavonoides, glúcidos y ácidos grasos poliinsaturados.

PROPIEDADES: venotónica, vasoprotectora, diurética, reconstituyente.

INDICACIONES: varices, flebitis, hemorroides, metrorragias, convalecencias.


YEMAS DE ABETO

(Pinus silvestris).


Partes utilizadas: yemas.



PRINCIPIOS: resina, trementina.

PROPIEDADES: pectoral, béquico.

INDICACIONES: tos, bronquitis.


ZANAHORIA

(Daucus carota).


Partes utilizadas: raíz.

PRINCIPIOS: daucina, pectina, vitaminas, minerales (hierro).

PROPIEDADES: diurética, regulación intestinal.

INDICACIONES: diarreas, anemia, miopía.


ZARAGATONA

(PIantago psyllium).


Partes utilizadas: semillas.

PRINCIPIOS: aucubina, mucílago.

PROPIEDADES: laxante, emoliente.

INDICACIONES: estreñimiento, hemorroides.


ZARZAPARRILLA

(Smilax áspera).


Partes utilizadas: raíz.

PRINCIPIOS: pariglina, zarzaparrina.

PROPIEDADES: estimulante, depurativa, febrífuga.

INDICACIONES: gripe, dermatosis (ezcema, psoriasis) gota, reumatismo.





5. Fitoterapia


Etimológicamente fitoterapia es la terapia que usa las plantas para prevenir o curar, de “phytos” (planta) y

“therapeia” (curar).


5.1. Antecedentes históricos


Se tiene constancia del uso de plantas con fines terapéuticos desde alrededor de 5000 años antes de

Cristo. Es en China, auténtica madre de la fitoterapia, donde la lucha contra las epidemias se realizaba con

especias tan conocidas como la canela, el jenjibre o la pimienta.

Se conoce que los sumerios ya usaban las plantas y los metales para luchar contra las enfermedades, y se

tiene referencia que los caldeos empezaron a usar (3000 a.d.C) el primer supositorio con aceites

esenciales.

En la civilización mesopotámica se referencia el cultivo de plantas medicinales en jardines botánicos y de

diversas variedades.

Los egipcios (1700 a.d.C.) usaban también las plantas con fines terapéuticos siendo en los papiros donde

se encuentran las referencias a ello. Se conoce el uso de los aceites esenciales para las terapias y también

para los ritos mágicos y de conservación (momificación). El ajo, el enebro y el cáñamo (problemas

oculares) así como la amapola del opio (sedante infantil) son algunos de los ejemplos de uso más

frecuente.

La contribución griega a la fitoterapia data de tiempos de Hipócrates (468-377 a.d.C.) como “padre de la

medicina” quien ya usaba las plantas para combatir la peste y desarrolló una división de los alimentos y

hierbas en función de su cualidad principal (calientes, fríos, secos o húmedos)

Es con el aporte del griego Dioscorides y su “Materia Medica” alrededor del año 60 d.C. que aparece la

primera recopilación de plantas siendo el origen de la farmacopea y prevaleciendo durante 1500 años como

auténtica referencia sobre el tema.

Fue Galeno, médico griego, quién ya en tiempos del imperio romano (100 a.d.C. – siglo V) profundizó en los

libros médicos hipocráticos generando entre otras una farmacopea de más de 400 productos de origen

vegetal relacionados, la Galénica.

En el mundo árabe, se siguió el estudio de Galeno llegándose a asimilar conocimientos populares y los

procedentes del antiguo Egipcio. El trabajo más destacado de la época es el

Kitab al Qanum o Canon de


Medicina de Avicena, basado en los principios de Galeno, convirtiéndose en el siglo XII en un referente de

los textos médicos. Las hierbas y especies exóticas fueron introducidas por los árabes para su uso

terapéutico-alimenticio.



Durante la Edad Media la escuela médica dominantes era la de Salerno fundada a inicios del siglo X y en la

que se seguían los principios hipocráticos.

De este periodo data el herbario más antiguo de Europa, el

The Leech Book of Bald , situado en la primera


mitad del siglo X.

Es así mismo destacable que en la época de la Edad Media los monasterios eclesiásticos centraban beuna

parte del cultivo de las plantas medicinales ya que en ellos también atendían a enfermos.

Se destaca también la publicación por parte de Carlomagno del “Capitulario de Villis” como compendio de

las plantas medicinales y alimentarias que se pueden cultivar en los jardines.

A señalar también la aparición de la Escuela de París como referente en la preparación de medicamentos y

la selección de drogas y en los estudios botánicos.

La medicina y la farmacia empiezan a ser materias separadas, siendo Bacon quien propugnaba ya esta

división.

La “teoría de las semejanzas o de las señales” es propugnada por Paracelso con el principio fundamental

de que las enfermedades debían tratarse por plantas cuyo aspecto fuera similar al órgano afectado por el

enfermo.(pulmonaria para los pulmones, plantas amarillas para la ictericia,...)

Es en el renacimiento que aparecen los primeros herbarios (Gerard, Parkinson, Culpeper,...) y se extiende

la concepción de popularización del uso de las plantas como remedios.

Al mismo tiempo empiezan a aparecer nuevas especies procedentes de las Indias Orientales y de América,

por lo que la yuca, la nuez moscada, o e té se incorporan a muchos de los documentos recopilatorios de

plantas terapéuticas.

Es en el siglo XVIII que la botánica da un giro espectacular y se empiezan a perfilar las propiedades

farmacológicas de muchas plantas (cornezuelo del centeno, belladona, el digital,...)

Es en el siglo XIX cuando la eclosión de las síntesis de los principios activos se hace más evidente,

descubriéndose los alcaloides. Se descubre en 1803 la morfina a partir de la adormidera (opio), y le

siguieron la aconitina (acónito), emetina (ipecacuana), atropina (belladona), la quinina (quina),...

En 1852 se aísla la salicina de la corteza del sauce, que posteriormente (1899) se modificó para convertirse

en el ácido acetilsalicílico (aspirina).

En el siglo XX sigue la investigación científica para obtener extractos de las plantas que puedan ser usados

con fines terapéuticos sin necesidad de usar la planta completa, llegándose a un periodo donde la síntesis

de principios activos era más activa que no el uso de los vegetales enteros en sí.



Es en este mismo siglo cuando se empiezan a notar diferentes corrientes por lo que respecta al uso de las

plantas (naturopatía, aromaterapia,...), las cuales si bien padecieron un cierto desuso, llegó al final del siglo

el resurgimiento de la fitoterapia como recurso terapéutico-alimenticio popularmente bien aceptado al

intentar entre otras cosas evitarse el efecto secundario de los medicamentos en general.


5.2. Aromaterapia

5.2.1. ¿Qué es la aromaterapia?


Es el tratamiento de enfermedades (terapia) a través de los aromas (esencias o aceites esenciales de

plantas aromáticas).

La aromaterapia es una de las técnicas de medicina natural, caracterizándose por ser tanto preventiva

como curativa. La aromaterapia reequilibra ante todo el "terreno".

La aromaterapia es un tratamiento natural que utiliza las energías concentradas y los principios químicos

activos de los aceites esenciales procedentes de plantas aromáticas, aplicándolos con masajes, fricciones,

inhalaciones, compresas, baños e infusiones.

Mientras la mayoría de masajistas y expertos en relajación (mediante difusores de esencias) usan los

aceites esenciales como complemento a su trabajo, la aromaterapia es una técnica holística (naturopatía)

en sí misma. En manos de personal cualificado o interesado en esta técnica se obtienen buenos resultados

ante problemas físicos y emocionales. Cabe señalar los tratamientos antiestrés, problemas de índole

muscular, circulatorio, respiratorio, digestivo, dérmico y otras diversas enfermedades.

Los aceites esenciales se componen de terpenos, ésteres, fenoles, aldehidos, óxidos…, la composición

química de una esencia varía en función del clima, del terreno de cultivo, de la recolección, de la técnica de

destilación u obtención, etc.

Todas las plantas se pueden destilar, pero no todas originan aceites esenciales; ello se produce en las

plantas con un alto contenido en principios aromáticos.

Los aceites esenciales son algo más que aceites con un agradable perfume, poseen acciones específicas y

muchas de ellas medicinales. En general todos tienen un cierto poder antiséptico, pero los hay que son

antivirales y antibióticos, por lo que pueden ayudar a combatir infecciones. Otros son antiinflamatorios,

desintoxicantes, etc.


5.2.2. La calidad de los aceites esenciales.


Para obtener buenos resultados sólo se deberían utilizar los aceites esenciales de mejor calidad. Algunos

aceites son más fáciles de obtener que otros, por lo que varían en precio. Sin embargo la aromaterapia es

un área en la que realmente vale la pena pagar por los resultados; muchos aceites baratos son adulterados





y ofrecen menos aroma; si el aceite esencial procede de una especie botánica adecuada el aroma debe ser

vigoroso y vivo, algo más que simplemente fuerte. El brillo extra y la vitalidad de un aceite de alta calidad es

siempre obvia en comparación con aceites inferiores.

Es habitual el encontrar mezclas de aceites más económicos con otros más caros, o aceites diluidos por la

adición de alcohol u otros aceites esenciales. Esta adulteración produce un aceite esencial más barato,

pero no ofrece los beneficios reales que todo aromaterapeuta busca en la aromaterapia clásica.

Los aceites esenciales deben guardarse en botellas opacas de cristal, en sitio fresco y seco además de

tener el tapón siempre bien cerrado para evitar cualquier evaporación.


5.2.3. Formas de utilización de los aceites esenciales



Aceites esenciales para fricciones.


Las fricciones-masajes permiten que los aceites esenciales sean absorbidos y utilizados por la piel y el

cuerpo. No es preciso darse un masaje completo para beneficiarse de esta técnica, ya que friccionándose

personalmente con una mezcla especial de aceites esenciales para el problema concreto y en un área

definida, se obtienen resultados extraordinarios.

Las precauciones a tomar son: evitar las mucosas, ojos, los órganos genitales, y no hacer nunca una

fricción a bebés menores de 1 año.

Para niños y personas con piel delicada y sensible, en el momento de hacer la fricción deberán mezclar el

aceite esencial con aceite de almendras dulces, de germen de trigo o de oliva.

En todos los tratamientos a base de fricciones de aceites esenciales es aconsejable hacer pequeñas

fricciones pero regulares.

Pueden realizarse:

-dosificar las gotas necesarias en la palma de la mano, frotar ambas manos y extender el aceite en la zona

a tratar friccionando en el sentido de las agujas del reloj.

-extender las gotas del aceite o mezcla que sean necesarias en la zona a tratar y friccionar como indicado

anteriormente.

-en cualquier caso una vez aplicado el masaje es conveniente lavarse las manos.






Aceites esenciales por difusión.


Los aceites esenciales aromáticos difundidos en la atmósfera por medio de difusores u otros medios

permiten la absorción por los pulmones de micropartículas volátiles, "los principios activos" de los aceites

esenciales. Así pues este sistema es el primer y el mejor medio de aprovechar los beneficios de dichos

aceites y sin ningún inconveniente.

Además de los difusores eléctricos de aromas, aparatos que permiten por vibraciones la dispersión de las

micropartículas en la atmósfera con la ventaja de no calentar los aceites, conservando así todas las

propiedades.



Aceites esenciales para ambientar


Existen otras formas de ambientar:


-

añadiendo unas gotas de aceite esencial en un recipiente de flores secas.


-

depositando unas gotas de aceite en una bombilla encendida.


-

mezclando unas gotas de los aceites en un plato con agua y aproximándolo cerca de un


radiador encendido.


-

untando unas gotas de los aceites en un pañuelo u otra prenda y colocarla al lado de la


almohada.



Aceites esenciales por vía interna


Los aceites esenciales pueden ser también usados por vía interna, con la precaución de ser administrados

en forma diluída, no directa, para evitar la acidez inicial por su propia composición.

En función de la planta y de sus principios activos se pueden utilizar para una u otra indicación.


5.3. Ejemplos de mezclas de plantas troceadas para su uso fitoterapéutico en infusión


A continuación se detallan, como ejemplo, algunas mezclas de plantas para infusión de las que se puede

aprovechar sus efectos terapéuticos desde el punto de vista alimentario.

La recomendación general de consumo de estas mezclas es la de hervir unos 200 mL de agua en un

recipiente (por cada taza), añadir una cucharada de postre de la mezcla (por cada taza); tapar y dejar



reposar entre 5 y 10 minutos, colar y la infusión esta lista para tomar. Se puede endulzar al gusto con miel,

azúcar de caña o edulcorante.



Mezcla para la Circulación


Indicaciones: problemas circulatorios, hipertensión, afecciones cardíacas leves, cefaleas.

Composición: Ginkgo biloba -

Ginkgo biloba- (35 %), Espino blanco -Crataegus oxyacantha- (35 %), Melisa -


Melissa officinalis- (20 %), Vid roja -

Vitis vinifera- (10 %).


Características de la mezcla

Ginkgo (Ginkgo biloba): sus principios activos más importantes son los compuestos flavónicos. Se

caracteriza por una acción vasodilatadora cerebral y periférica, es diurético, antihemorroidal y es importante

en el tratamiento de varices y de la circulación capilar.

Espino blanco (

Crataegus oxycantha): es un buen tónico cardíaco, es eficaz en la regulación de la tensión


arterial y en el insomnio de origen nervioso.

Melisa (

Melissa officinalis): de señalada acción sedante, tónica, antiespasmódica y estimulante. Es rica en


compuestos aldehídicos, terpénicos y fenólicos. Se le asocia una acción aperitiva, digestiva, carminativa,

antiséptica y balsámica.

Vid roja (

Vitis vinifera): destacada accin venotónica y vasoprotectora gracias a sus componentes


flavonoides y antocianos.



Mezcla Digestiva


Indicaciones: gastritis, flatulencias, digestiones pesadas, gastralgias, espasmos gastrointestinales.

Composición: Albahaca -

Ocimum basilicum- (20%), Menta -Mentha piperita- (20%), Ajedrea -Satureja


montana

- (20%), Hierba luisa -Lippia citriodora- (20%), Anís -Pimpinella anisum- (20%).


Características de la mezcla

Albahaca (

Ocinum basilicum): tiene propiedades antiespasmódicas, tonificantes, tranquilizantes y


digestivas. El principio activo estragol (aceite esencial) le confiere características aperitivas, digestivas,

carminativas, béquicas y si es usada externamente es un buen analgésico, y antiséptico. Es muy eficaz en

los casos de gastritis.



Menta (

Mentha piperita): rica en mentol y flavonoides diversos que le confieren acción aromatizante,


antiséptica, analgésica (antimigrañosa), espasmolítica, carminativa; sus principios amargos la hacen

digestiva, aperitiva; y sus compuestos fenólicos le dan propiedad antifúngica y antiséptica.

Ajedrea (

Satureja montana): es un buen estimulador del sistema digestivo y nervioso, está por tanto


indicada en digestiones difíciles, espasmos gastrointestinales y gastralgias.

Hierba luisa (

Lippia citriodora): también llamada Verbena de olor. Es digestiva, aperitiva, carminativa,


eupéptica, espasmolítica y ligeramente sedante. Su uso en dispepsia, atonías estomacales, espasmos

gastrointestinales, etc. se resuelve como muy indicado.

Anís (

Pimpinella anisum): su acción es digestiva, aperitiva, carminativa y espasmolítica, sin olvidar su efecto


balsámico, diurético y aromatizador. Muy usada en casos de dispepsias flatulentas.



Mezcla protectora Hepático-biliar


Indicaciones: hígado cansado, hipercolesterolemia, arterioesclerosis, problemas biliares, digestiones

pesadas.

Composición: Fumaria -

Fumaria officinalis- (35%), Boldo -Peumus boldus- (20%), Diente de león -


Taraxacum officinale

- (20%), Menta -Mentha piperita- (15%), Manzanilla amarga -Matricaria chamomilla-


(10%), Ajenjo -

Artemisia absinthium- (10%).


Características de la mezcla

Fumaria (

Fumaria officinalis): gracias a su riqueza en flavonoides se puede hablar de propiedades


colerética, colagoga, digestiva y espasmolítica.

Muy indicada en afecciones biliares y derivaciones de las mismas (hiperlipidemias, arterioesclerosis,...)

Boldo (

Peumus boldus): de uso muy específico para los problemas digestivos puesto que ejerce una acción


colagoga y digestiva. Muy adecuado en problemas de insuficiencia hepática, problemas biliares, dispepsias

y para el tratamiento del aparato genito-urinario por su poder antiséptico.

Diente de león (

Taraxacum officinale): gran colagogo, digestivo y laxante ligero. De gran aplicación en


terapias de reducción de nivel de colesterol dada su marcada acción drenadora del hígado. Se le asocia

una propiedad diurética intensa así como depurativa.

Menta (

Mentha piperita): sus principios amargos la hacen digestiva y aperitiva por lo que es frecuente su


uso en la disquinesia biliar y en la colecistopatía así como en los casos de espasmos gastrointestinales

Manzanilla amarga (

Matricaria chamomilla): su principio amargo le confiere propiedades digestivas,


aperitivas y coleréticas. Es por ello muy apropiada en casos de problemas biliares.


El futuro de la alimentación: desarrollo de nuevos

alimentos y fitoterapia

Máster en Nutrición y Salud

© Universitat Oberta de Catalunya 37

© Instituto Internacional de Posgrado de la Universitat Oberta de Catalunya


Ajenjo (

Artemisia absinthium): el principio amargo (absintia) le da facultad colerética y aperitiva. Es muy


apropiada en la disquinesia biliar.



Mezcla Diurética


Indicaciones: en afecciones urinarias diversas (oligurias, cistitis, litiasis renales,...), gota, disquinesias

biliares, en controles de peso.

Composición: Estigmas de maíz -

Zea mays- (40%), Abedul -Betula pendula- (20%), Gayuba -


Arctostaphylos uva-ursi

- (20%), Grama -Cynodon dactylon- (20%).


Características de la mezcla

Estigmas de maíz (

Zea mays): rica en sales de potasio y flavonoides que le confieren propiedades


diuréticas, su uso es frecuente en oliguria, urolitiasis, cistitis, gota, obesidad,...

Abedul (

Betula pendula): usado en etiologías urinarias de diversa índole, así como en gota, reumatismos,


disquinesias biliares,... Los flavonoides proporcionan la acción diurética.

Gayuba (

Arctostaphylos uva-ursi): el principio activo arbutósido proporciona la capacidad antiinfecciosa del


tracto urinario, los flavonoides colaboran en la acción diurética.

Grama (

Cynodon dactylon): su riqueza en sales potásicas y fructosanos hacen de ella un diurético muy


apropiado para ser suministrado en las diversas afecciones urinarias: oligurias, cistitis, litiasis renales,...



Mezcla para el Reuma


Indicaciones: afecciones reumáticas, artritis, artrosis, dolores cervicales, dolores musculares.

Composición: Harpagofito -

Harpagophytum procumbens- (30%), Ulmaria -Filipendula ulmaria- (30%),


Grosellero -

Ribes nigrum- (20%), Sauce -Salix alba- (20%).


Características de la mezcla

Harpagofito (

Harpagophytum procumbens): de demostrada acción analgésica y antirreumática, así como


antiinflamatoria.

Ulmaria (

Filipendula ulmaria): los derivados flavónicos hacen de ella un buen antiinflamatorio y analgésico.


Así mismo por la acción diurética de determinados flavonoides la acción antiinflamatoria se ve reforzada.

Grosellero (

Ribes nigrum): los flavonoides le dan comportamiento antiinflamatorio siendo así mismo un


diurético muy destacado.





Sauce (

Salix alba): la salicina es el principio activo del que proviene las propiedades analgésicas,


antiinflamatorias, antirreumáticas y ligeramente sedantes, por lo que se indica en reumatismos,

neuralgias,...



Mezcla Laxante


Indicaciones: estreñimiento, digestiones difíciles, disquinesia biliar, en control de peso.

Composición: Cáscara sagrada -

Rhamnus purshiana- (40%), Fresno -Fraxinus oxycarpa- (20%), Menta -


Mentha piperita

- (20%), Sauco -Sambucus nigra- (20%).


Características de la mezcla

Cáscara sagrada (

Rhamnus purshiana): los compuestos antraquinónicos favorecen la acción laxante y


colagoga, con lo que se hace indicada en el estreñimiento y en la disquinesia biliar.

Fresno (

Fraxinus excelsior): propiedades laxativas, diuréticas, tónicas, analgésicas, y antiinflamatorias


gracias a su riqueza en diferentes polifenoles, flavonoides, taninos y manitol.

Menta (

Mentha piperita): rica en mentol y flavonoides diversos que le confieren acción aromatizante,


antiséptica, analgésica (antimigrañosa), espasmolítica, carminativa; sus principios amargos la hacen

digestiva, aperitiva; y sus compuestos fenólicos le dan propiedad antifúngica y antiséptica.

Sauco (

Sambucus nigra): propiedad laxante debida a la composición en mucílagos, colina, triterpenos y


ciertos alcaloides.



Mezcla para el Control de peso


Indicaciones: obesidad, procesos de control de peso.

Composición: Fucus -

Fucus vesiculosus- (30%), Cola de caballo -Equisetum arvense- (20%), Menta -


Mentha piperita

- (20%), Zarzaparrilla -Smilax aspera- (20%), Albahaca -Ocimum basilicum- (10%).


Características de la mezcla

Fucus (

Fucus vesiculosus): su riqueza en oligoelementos le hace ser un vegetal remineralizante, es el yodo


como estimulador de la tiroides que facilita procesos de catálisis diversa y las sales potásicas lo que le

confiere propiedades diuréticas.

Cola de caballo (

Equisetum arvense): rica en sales minerales de sílice y de potasio demostrándose una


acción diurética destacada.





Menta (

Mentha piperita): rica en mentol y flavonoides diversos que le confieren acción espasmolítica,


carminativa; sus principios amargos la hacen digestiva y aperitiva.

Zarzaparrilla (

Smilax aspera): acción diurética gracias a las sales potásicas, es así mismo considerada


depurativa y sudorífica.

Albahaca (

Ocinum basilicum): tiene propiedades antiespasmódicas, tonificantes, tranquilizantes y


digestivas. El principio activo estragol (aceite esencial) le confiere características aperitivas, digestivas,

carminativas, béquicas.



Mezcla Sedante


Indicaciones: estados de ansiedad, insomnio, excitación nerviosa, migrañas, estrés,...

Composición: Azahar -

Citrus aurantium- (30%), Hiperico -Hypericum perforatum- (20%), Melisa -Melissa


officinalis

- (20%), Passiflora -Passiflora incarnata- (20%), Corteza de naranja -Citrus aurantium- (10%).


Características de la mezcla

Azahar (

Citrus aurantium): las flores tienen una señalada acción sedante nerviosa, combaten el insomnio y


su uso se centra en la excitación nerviosa y siempre que se precise una acción sedante y tónica.

Hiperico (

Hypericum perforatum): su acción sedante se basa en su compuesto llamado hipericina. Ayuda al


tratamiento de estados de ansiedad.

Melisa (

Melissa officinalis): acción sedante, tónica, antiespasmódica y estimulante. Es rica en compuestos


aldehídicos, terpénicos y fenólicos. Se le asocia una acción aperitiva, digestiva, carminativa, antiséptica y

balsámica.

Passiflora (

Passiflora incarnata): especialmente indicada en desarreglos neurovegetativos como ansiedad,


insomnio, migrañas,... Es rica en flavonoides.

Corteza de naranja (

Citrus aurantium): el uso de la corteza se centra en su riqueza en flavonoides


(naringina) que le confieren propiedades de tónico capilar, que junto a los principios amargos favorecen la

acción tónica.



Mezcla para el aparato respiratorio


Indicaciones: patologías respiratorias de las vías altas





Composición: Drosera –

Drosera rotundifolia- (20%), Tomillo –Thymus vulgaris- (20%), Pino –Pinus


sylvestris

- (20%), Eucalipto- Eucaliptus globulus- (20%), Malva –Malva silvestris- (10%), Anís verde-


Pimpinellum anisum

- (10%)


Características de la mezcla

Drosera (

Drosera rotundifolia): propiedad antiespasmódica y béquica. Su acción fundamental es ser un


buen antitusígeno.

Tomillo (

Thymus vulgaris): de propiedad antiséptica y estimulante, es una planta clásica para los catarros y


gripe gracias al timol principio activo del tomillo.

Pino (

Pinus sylvestris): de marcada propiedad béquica y protector pectoral se hace ideal para la tos,


bronquitis y gripe.

Eucalipto (

Eucaliptus globulus): su principio activo el eucaliptol le confiere propiedades anticatarrales y


como febrífuga. Muy usado para combatir problemas de las vías altas (bronquitis, faringitis, laringitis)

Malva (

Malva silvestris): apta para la tos por su acción béquica y para los bronquios por su efecto


balsámico.

Anís verde (

Pimpinellum anisum): de acción espasmolítica y de efecto balsámico.


5.4. Glosario de términos


AMARGO: estimula el apetito y activa la digestión.

ANALGESICO: que calma el dolor.

ANOREXIA: pérdida o disminución del apetito.

ANTICATARRAL: que reduce la inflamación de las mucosas.

ANTIESPASMODICO: que controla la contracción involuntaria de músculos o vísceras.

APERITIVO: que abre al apetito.

ASTRINGENTE: que estrecha o contrae los tejidos.

BACTERICIDA: que destruye las bacterias.

BEQUICO: que calma la tos.

CALMANTE: que disminuye el dolor de una herida, golpe o enfermedad.

CARDIOTONICO: que refuerza y regula el corazón.

CARMINATIVO: que impide la formación, o elimina gases digestivos.

COLAGOGO: que estimula la secreción biliar.

COLERETICO: que estimula la evacuación de la bilis.

DEPURATIVO: que purifica la sangre, eliminando toxinas.

DESINFECTANTE: que evita las infecciones en heridas, llagas y úlceras.

DIAFORETICO: provoca y favorece el sudor.



DIURETICO: que aumenta el volumen de orina eliminada.

EMENAGOGO: que provoca o regula la menstruación anormal.

EMETICO: que provoca el vómito.

EMOLIENTE: que relaja los tejidos y calma las inflamaciones.

ESTOMAQUICO: favorece el proceso digestivo corrigiendo el nerviosismo.

ESTOMACAL: que estimula y refuerza las funciones del estómago.

EUPEPTICO: que favorece la digestión.

EXPECTORANTE: que favorece la expulsión de las secreciones traqueo-bronquiales.

FEBRIFUGO: que combate la fiebre.

FLATULENCIA: producción de gases gastrointestinales.

GALACTAGOGO (o GALACTOGENO): que favorece la secreción láctea.

GLUCEMIA: tasa de glucosa en la sangre.

HELMINTICO: que combate las lombrices intestinales.

HEMOSTATICO: que detiene las hemorragias.

HEPATOPROTECTOR: que protege la célula hepática y sus funciones.

HIPER o HIPOTENSOR: que aumenta o disminuye la tensión arterial.

HIPOGLUCEMICO: que reduce la glucosa en la sangre.

LAXANTE: que combate el estreñimiento y facilita la evacuación.

NUTRITIVO: que aporta nutrientes al organismo.

OFTALMICO: que reduce la inflamación de los ojos.

PECTORAL: que calma las afecciones (catarro, tos) de las vías respiratorias.

RECONSTITUYENTE: que ayuda a recuperar el vigor.

SEDANTE: que calma el dolor y la excitación nerviosa.

SUDORIFICO: que provoca el sudor.

TONICO: que vigoriza el organismo.

VASOCONSTRICCION: disminución del calibre de un vaso por contracción de sus fibras musculares.

VASODILATACION: aumento del calibre de un vaso.

VENOTONICO: que vigoriza la circulación venosa.

VERMIFUGO: que elimina las lombrices intestinales.

VULNERARIO: que cura y cicatriza úlceras y heridas.


6. El mercado de la fitoterapia


Hoy por hoy existe una tendencia aumentada en el consumo de plantas alimenticias con finalidades

terapéuticas y a menudo no es fruto de ninguna recomendación médica, sino que forma parte de un

recetario popular de consumo propio.

Los puntos de venda más destacados donde el consumidor puede encontrar plantas alimenticias son

varios:



Herbolarios.- se caracterizan hoy por hoy por ser el punto de venda propio de las plantas. En ellos se


puede obtener la recomendación de un asesor dietético.



Farmacias.- habiendo tenido en su momento el mayor mercado por lo que respecta a la plantas,


perdieron su liderazgo en beneficio de los herbolarios. En la farmacia se encuentra mayoritariamente la

planta medicinal registrada como tal y con indicaciones terapéuticas en su etiquetado.



Parafaramacias.- catalogándose en términos generales como puntos de venda a caballo entre la


farmacia y el herbolario o tienda de dietética pero sin proveer planta a granel.



Supermercados.- en este punto de venda se encuentra mayoritariamente la planta alimenticia para


infusión, aunque se nota un cierto incremento en la venda de plantas envasadas a granel o en

comprimidos pero siendo muy minoritario todavía.



Internet.- el amplio espectro que cubre la red la hace ser un punto de venda en aumento. La planta que


se vende por este canal acostumbra a ser catalogada como complemento alimenticio y a menudo con

el aval de una marca de prestigio detrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario